martes 05 de julio del 2022
REALEZA 03-12-2021 09:47

Los preparativos para celebrar el cumpleaños número 18 de la princesa Amalia

Para conmemorar el nacimiento de la hija mayor de Máxima, habrá una gran fiesta en Holanda. Campanadas, banderas y hasta una película conmemorativa para honrar a la joven que un día será reina. Galería de fotosGalería de fotos

El próximo martes 7 de diciembre, la princesa Amalia cumplirá 18 años. A diferencia de sus otros cumpleaños, este es en extremo especial ya que se trata del paso de la heredera a la mayoría de edad, donde ya puede, si su padre así lo quisiese, reinar.

Para celebrar la vida de la hija de Máxima, la Asociación Oranjebond ya comenzó a preparar el festejo que iniciará a las 9 de la mañana con campanadas a lo largo y ancho del país para marcar la hora exacta del nacimiento de la joven.

Además, en Oranjebond.nl se ha abierto un registro de felicitaciones para que los ciudadanos dejen su mensaje para la princesa, que se sumarán a los saludos de todos los alcaldes de Holanda para ella. Todo esto formará parte de un video conmemorativo que se le entregará a la heredera en formato digital.

Amalia de Holanda renunció a su asignación de 25.000 euros mensuales hasta que acabe sus estudios 
Los preparativos para celebrar el cumpleaños número 18 de la princesa Amalia.

Otra parte de la celebración es la composición musical “Amalia dieciocho” que será interpretada por un coro de órganos durante ese día y los subsiguientes.

Según informa la Casa Real holandesa, no será el 7 sino el 8 el gran día de Amalia que cumplirá su primera obligación como adulta: será presentada en el Consejo de Estado, donde se le dará un puesto permanente.

Dado que es uno de los actos más importantes en la vida de un heredero holandés, el acto se llevará a cabo en el Salón de Baile del Palacio Kneuterdijk de La Haya, y se espera que la princesa de su primer discurso oficial.

Cuáles serán la funciones de Amalia después de cumplir los 18 

Lo concreto es que, según lo anunció la Casa Real, al día siguiente de celebrar sus 18, la princesa Amalia se incorporará al Consejo de Estado, el órgano asesor más importante de los Países Bajos. Una institución independiente que se encarga de asesorar al Gobierno y al Parlamento en materia de legislación y gobernabilidad y es el tribunal administrativo general más alto. Según la Constitución holandesa, se establece que el Rey es el presidente de este organismo y que su sucesor (en esta ocasión sucesora) formará parte de él “de pleno derecho” cuando cumpla los 18 años. Aunque existe una cláusula que no son nombrados de por vida y que pueden cesar en sus funciones si así lo piden. Pero hasta el momento, Amalia no lo ha solicitado. Por eso tomará posesión de su nuevo cargo el miércoles 8 de diciembre por la tarde. Cumpliendo la tradición, su padre, el rey Guillermo, será el encargado de presentarla al Consejo de Estado en un solemne acto al que también, obviamente, asistirá la reina Máxima.

Esta ceremonia oficial se realizará en el salón de baile del Palacio Kneuterdijk de La Haya, que es la sede actual del Consejo. Cuentan que ya en la familia bromean con las lágrimas que volverán a rodar por las mejillas de Máxima al escuchar el breve primer discurso que pronunciará su hija mayor.

La palabra de la princesa Amalia:
La palabra de la princesa Amalia: "A los 9 años entendí que sería reina". Foto: Guacamouly.com

Las emociones –lágrimas o carcajadas– son uno de los distintivos del espontáneo carácter de la soberana y, también, uno de los puntos que más la acercan al pueblo y la hacen ser tan amada. Luego, la princesa heredera al trono cumplirá con otra emotiva tradición y plantará una lima real en el jardín francés del antiguo palacio real que fue construido en la primera mitad del siglo XVIII. Precisamente la incorporación de Amalia al Consejo de Estado marca un paso más en su preparación camino al trono, ya que deberá sumar un conocimiento detallado sobre la legislación y el derecho constitucional de su país.

 

Aunque el cargo tiene su parte simbólica ya que, como también ocurre en el caso de la Reina, la princesa no tiene derecho a voto. Hay que recordar que antes de su mayoría de edad Amalia había renunciado a su asignación anual, una especie de sueldo de alrededor de 300.000 euros anuales, que ella decidió no recibir hasta que termine sus estudios y así se lo comunicó al primer ministro holandés Mark Rutte en una carta que le escribió en junio de este año. Y en la que, entre otras cosas, le explicaba: “Me sentiría incómoda de recibirlo mientras tenga poco que ofrecer a cambio cuando hay otros estudiantes que lo están pasando mal, sobre todo por la incertidumbre de la pandemia”. Una decisión que los holandeses aplaudieron. Pues como heredera directa del rey Guillermo si se le presentara un hecho importante podría utilizar los 1,3 millones de euros que le corresponden de los presupuestos del Estado, al margen de los 6,1 del Rey.

Galería de imágenes
En esta Nota