viernes 6 de diciembre de 2019
caras
SALUD | 13-05-2019 14:19

Tras el relato de Dolores Fonzi, ¿qué cirugías se realizan para tratar el cáncer de mama?

Después de confirmarse el estado de salud de la actriz, desde Caras te informamos algunos aspectos de esta patología.

Tras su frase “una habla cuando puede, no cuando se espera que hable” y para acallar los rumores sobre su estado de salud, Dolores Fonzi contó en su cuenta de twitter que el 8 de abril había sido diagnosticada con cáncer de mama y que el 8 de mayo le practicaron una mastectomía. El doctor Antonio Lorusso, director médico de la Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), enfatizó sobre la importancia de los controles y del autoexamen para la detección temprana.

El médico detalló que: “tanto la Sociedad Argentina de Mastología, LALCEC y otras asociaciones recomiendan realizarse una mamografía a partir de los 40 años, de manera anual”. Aunque un médico puede consultar a una mujer sus antecedentes familiares e indicarla a partir de los 35. Lorusso, quien es también profesor consulto de Ginecología en la Universidad de Buenos Aires (UBA), explicó a Caras Salud que las chances de desarrollar la enfermedad aumentan con los años, es decir, que una de cada 8 mujeres de 85 años podría presentarla, mientras que en las jóvenes de 25 los casos son uno en 20.000.

¿Pero qué se hace una vez que se detecta? El primer paso para el tratamiento del cáncer de mama es la cirugía, principalmente la cirugía conservadora, en la cual se extrae el tumor y el ganglio llamado centinela para estudiarlo, pero se conserva la mama. Esta conducta es indicada en el 80% de los casos, mientras que en el 20% restante se indica la mastectomía”, remarcó el especialista. Para el experto, optar por esta segunda vía “no significa un mal pronóstico, sino que es sólo otra posibilidad”  y su indicación va a depender de distintos factores como las características que tenga el nódulo, si su ubicación es muy central y si hay al menos dos focos de lesión por más que sean pequeños, entre otras aspectos”.

Lo cierto es que en el pasado siempre se optaba por extraer la mama y todos los ganglios. Hoy, aparte de optar por preservarla, se estudia el ganglio centinela, que es el primer ganglio linfático que encuentran las células tumorales al intentar diseminarse a través de la linfa. Cuando éste no las presenta, se puede presumir que el resto de ellos tampoco estarán afectados, por lo que no se avanza en la extracción. De ese modo, la agresividad del procedimiento es mucho menor.

Lorusso expresó que, tras una mastectomía, la reconstrucción se puede hacer en ese mismo momento o a posteriori y esa elección dependerá de distintos factores, como el tratamiento a seguir. El director médico de LALCEC también enfatizó en la importancia de la detección a tiempo ya que “en el 70% de los casos de diagnóstico temprano, con o sin mastectomía, dependiendo del tamaño del nódulo (que sea pequeño), de que la axila que sea negativa (es decir, que los ganglios no estén comprometidos) y de otros parámetros sobre el perfil tumoral, la mujer puede evitar la quimioterapia”, resaltó.

Si el cáncer de mama es detectado en fases tempranas y si es de buen pronóstico “los controles no diferirán a los de una mujer que no presentó la enfermedad, es decir una mamografía anual y estudios complementarios”. De hecho, “si se diagnosticó en una etapa inicial, existe un consenso científico que dice que la paciente no tiene que estar sometida a intensas pruebas”, concluyó el experto.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario