Caras

RSS

Instagram

Facebook

Twitter

06/11/2018

Con las estrellas del seleccionado de fútbol femenino, el Pink Soccer dio una nueva clínica inclusiva

El Barrio Cildañez supo ser el nuevo escenario para esta gran convocatoria de mujeres empoderadas por el deporte. ¡Todos los detalles en la nota!

Desde chicas vivieron en carne propia la desigualdad entre nenas y varones. Fanáticas del fútbol, se las miraba de reojo cuando osaban tomar una pelota y salir a la cancha. Eran ellas contra el mundo derribando los“¡Corres como una nena!” y “¡Pateas como una chica!”, que les gritaba la tribuna. Pero lo que para el resto eran insultos, para ellas era una razón más que suficiente para demostrar que correr y patear como mujeres es dejar todo en cada pase. Así, jugando como chicas, Belén Potassa y Laurina Oliveros se convirtieron en figuras indiscutidas de la “Selección de Fútbol Femenino” y hoy se enorgullecen al ver a miles de niñas que como ellas sólo tienen un sueño: jugar al fútbol. En el marco de una nueva clínica de “Pink Soccer” junto a la “Sub Secretaria de Deportes de la Ciudad”, las jugadoras se acercaron al “Barrio Cildañez” para participar de una jornada a puro “femme power”.
“Ser referentes de tantas nenas es un orgullo. La inclusión en el deporte y en la vida, es muy importante y está buenísimo poder inculcarlo desde temprana edad. Aún hoy en día vivimos en una sociedad un poco machista y estamos trabajando duro para tener las mismas oportunidades sin importar el género”, dijeron, casi al unísono.

El sábado 27 de octubre en el corazón del Barrio Cildañez se respiró ese aire de cambio del que suelen hacer referencia Potassa y Oliveros, que se preparan para el partido que Argentina disputará frente a Panamá, el 8 de noviembre, en el Estadio de Arsenal, buscando un lugar en el Mundial de Francia 2019. Un centenar de niñas de la zona y del “Barrio 21-24”, se acercaron a la Cancha Municipal para disfrutar de una jornada de perfeccionamiento deportivo. Separadas en grupos realizaron prácticas guiadas por el staff de “Pink Soccer”, comandado por Gaby Bukmaier y Mariano Cannellotto, y formado Camila Scaramuzzino, Stephanie Jensen, Romina Paris, Romina Giunta, Elena Di Blasio y Luisina Zampese, de la “Academia Femenina de Fútbol” (AFF). Además de las figuras del seleccionado y el staff, la misionera Fabiola María Krzeczkowski, referente del fútbol en su provincia y capitana del equipo del “Club Atlético Oberá”, dijo presente en esta jornada que mezcló solidaridad con deporte.

Conducida por Ronen Szwarc, la jornada contó con la presencia del DJ Mariano Legui, que llenó de música la cancha, y de la “Fundación Vacunar”, donde la enfermera Isabel Gabarian aplicó la “Triple Viral” y la vacuna contra el HPV a quienes se acercaron al lugar y entregó a cada uno de ellos el certificado correspondiente.

Lee también: Barby Franco volvió a su barrio gracias al Pink Soccer

Mientras las participantes probaban sus habilidades en cada una de las estaciones, el jugador y figura de “Huracán”, Patricio Toranzo, siguió de cerca a cada una de las participantes y se mostró sorprendido por el alto nivel de juego. “El fútbol no tiene porque ser sólo para hombres. Veo a las chicas que tienen condiciones y mi único consejo es que sigan por este camino que va a darles grandes satisfacciones. Aunque muchos creen lo contrario, el fútbol masculino también cuesta. Poder llegar a Primera no es fácil y los jugadores tenemos que hacer todo a pulmón”, reveló.

El “medio-campista” llegó acompañado por su mujer, Tamara Alves. Conocida por sus inicios como modelo y vedette, hoy brilla en el mismo ámbito que su marido pero no desde la cancha sino desde fuera de ella.“El año pasado empecé con la representación de algunos jugadores. Fui creciendo cada día más hasta que, finalmente, me pude asociar con una persona que admiro muchísimo, que está desde hace diez años con la representación y es Shalimar Reynal, propietaria de ‘SR All Star’. Admiro a Wanda Nara y cómo maneja la carrera de su marido… Pero en mi caso, ‘Pato’ tiene su carrera hecha y yo hoy decido dar una mano a los chicos que todavía no tuvieron oportunidad”, contó.

Pasado el mediodía finalizó la clínica con un partido entre un combinado de las participantes contra el Team CARAS, en el que jugaron Potassa y Oliveros, confiadas con la clasificación de la Argentina para el Mundial; Barby Franco y Alves, que se animó a pisar la cancha por primera vez en su vida. El match terminó 4 a 2, con victoria de las chicas de los barrios Cildañez y 21-24.

M. FONSECA/PERFIL y ERNESTO PAGES.