lunes 12 de abril de 2021
caras
ACTUALIDAD | 19-01-2016 21:01

“Lali” Y Mariano, en Punta Del Este

“Estamos super bien”. Galería de fotos

Fueron la pareja indiscutida del 2015 que se fue, y por eso decidieron comenzar el 2016 de la mejor manera, juntos e íntimos en una playa soñada del Caribe para disfrutar del privilegiado momento que les toca vivir. “Fueron unas vacaciones re tranquilas, y elegimos un lugar tranquilo para descansar de lo que nos pasa cotidianamente. En realidad fueron muy pocos días, cinco, y por eso lo aprovechamos de la mejor manera. En los aeropuertos nos reconocieron un poquito, pero allá por suerte no, menos mal (risas)”. Con la simpleza y naturalidad que exhibe en cada uno de sus actos, “Lali” Espósito (24) conversó con la prensa horas antes de hacer lo que más le gusta: cantar y desplegar su repertorio musical ante un auditrio colmado como el del Enjoy Conrad Punta del Este, donde la protagonista de “Esperanza Mía” se presentó el sábado 16. Una experiencia más de las tantas que le demanda su próspera carrera artística, y que las circunstancias le permitieron compartirla de cerca del hombre que se adueñó de su corazón, Mariano Martínez (37).

“Enamorarme fue una sorpresa, en verdad no me lo esperaba. El 2015 fue un año power en todo sentido, y en lo personal con muchas etapas cerradas y muchas etapas que se abrían. El hecho de terminar una relación tan linda como la que tuve con ‘Benja’ (Amadeo; 31), y terminarla tan bien, y de golpe empezar otra relación, no es simple de sobrellevar”. Locuaz y por demás explícita, a “Lali” no se le altera el rostro sea cuál fuese la pregunta. Sabe el lugar que le toca ocupar hoy por hoy, pero lo asume con la tranquilidad de sentirse muy cómoda en ese lugar: “Yo soy así, y mi posición antes esta creciente popularidad es la del disfrute, y no la del padecimiento. Será porque me gusta el trato con la gente, soy muy tranquila y me gusta que me transmitan su cariño, la verdad es que se portan de manera muy amorosa conmigo. Siento que hay buena onda, y como te ven normal, te tratan normal”.

“Lali” y Mariano llegaron en días diferentes al balneario top de América del Sur. El actor lo hizo el miércoles por la noche acompañado por su madre, Patricia, y sus dos hijos, Olivia (6) y Milo (2), con quienes se alojó en el Conrad. Su pareja lo hizo el sábado al mediodía, y como no había habitaciones disponibles en el resort, se instaló en el cercano hotel Barradas. El jueves y viernes Mariano se lo dedicó ciento por ciento a sus hijos, y así se lo vio entreteniéndose con ambos en la piscina del Conrad, donde internó varias veces a Milo para que le vaya perdiendo el temor al agua. Claro que su figura está lejos de pasar despaercibida, por lo que el furor de las adolescentes, apenas iba corriendo la noticia de que el galán estaba en el hotel, fue creciendo hora tras hora. A tal punto que el viernes desistió de bajar a la pileta, ya que cada aparición pública suya desataba una ola de convulsión teen. “Lali” pudo instalarse con tranquilidad en el Barradas, y al toque de llegar se fue al Conrad para chequear que el sonido estuviese en orden... Y a reencontrase con su amor. “Con Mariano estamos súper bien, apenas llegué a probar sonido él bajo un ratito con su familia”, contó ella. Y cuando “Lali” hizo su aparición triunfal en el escenario del Salón Punta del Este, colmado de chicos y público de todas las edades, Mariano ya estaba sentado en primera fila con su hijo varón sobre sus piernas. A su izquierda se ubicó su madre, y más atrás Olivia, una confesa fanática de la nueva mujer de su padre. También cerca del escenario se ubicaron las Tinelli girls (Micaela, Candelaria y Juana), mientras la cantante daba rienda suelta a los temas que integran su primer álbum como solista, “A bailar”. Mariano no le sacó los ojos de encima, y con sus brazos tomaba los de su hijo para acompañar los movimientos rítmicos de temas como “Histeria” y “Júrame”, que “Lali” se lo dedicó especialmente con un “para vos, mi amor”. El momento más tierno se dio cuando Mariano filmaba a su novia y ella le dedicó un besito mientras cantaba mirando fijo a la cámara. El cierre también fue a pura adrenalina con el tema “Asesina”, y allí Mariano se levantó de su silla para bailar con Milo en brazos.

Después del recital “Lali” recibió a Olivia en su camarín, y un rato más tarde se realizó una cena a puertas cerradas dentro del Ovo Night Club, con la presencia de la pareja, sus íntimos y el Gerente de Relaciones Públicas y Contenidos de Enjoy Conrad, el uruguayo Javier Azcurra. Tantas ganas tenían “Lali” y Mariano de estar juntos, que en una foto que subió Azcurra a las redes sociales se ve a los dos enamorados besándose. La cantante finalmente pudo dormir esa noche en el Conrad, pero el domingo muy temprano se volvió a Buenos Aires: “Es una pena que cuando estás de gira no podés vivir la ciudad a la que vas. Conozco Punta y acá se la pasa muy bien, pero mañana (por el domingo) a las ocho de la mañana ya me vuelvo a casa. El lunes tengo que estar en el festival de Jesús María, y después me la pasaré viajando por todos lados hasta febrero, cuando solo tocaré los fines de semana porque comienzo a filmar una película. Este verano hay muchos festivales musicales, y no los podía desaprovechar”, explicó.

Agradecida por todo lo que le dio “Esperanza Mía”, la artista confiesa que de ninguna manera extraña las grabaciones de la tira. “Sí me da nostalgia, porque fue un programa hermoso y la pasé muy bien hasta el último día. Pero es muy pesado hacer una tira, uno no toma conciencia de todo lo que hicimos en el año, con 75 funciones en el Opera y el cierre en el Luna Park, además de todas las grabaciones. Fue un año heavy y power, como dije antes, y si bien una es joven y lo toma con mucha pasión, cuando analizo en frío me doy cuenta que fue una locura (risas). Aprendí mucho en lo personal y en lo profesional, me enamoré, al fin y al cabo son todos probl

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios