sábado 04 de febrero del 2023
ACTUALIDAD 19-04-2016 11:33

Mariana Fabbiani despidió a su abuelo, Mariano Mores

“Fue muy alegre y pícaro", dijo la conductora. Galería de fotosGalería de fotos

El cielo gris plomizo describía a la perfección lo que debajo de él sucedía. El tango entero lloraba la partida de aquel hombre que, con el piano, puso música a las más sentidas canciones de este género popular. El gran y querido artista Mariano Mores fallecía en su hogar la madrugada del miércoles 13 de abril, dejando a un pueblo sin más melodías que las de las lágrimas que lloraban su partida.

“Mi abuelo era una persona sofisticada, muy alegre y pícaro. Un talentoso, un dotado, un tipo que sabía disfrutar de la vida. Era agradecido, un apasionado y que siempre aceptaba lo que la vida le proponía, incluso los momentos más difíciles. Mi abuelo siempre fue mío, y de todos”, decía su nieta, Mariana Fabbiani, al llegar al Teatro Colón donde los restos del músico fueron velados desde las 18 horas del miércoles hasta las 9 del jueves 14.

Familiares, amigos, gran cantidad de personalidades de la cultura y público en general, se acercaron a la cuna de la ópera para despedir al pianista. El ex-presidente Fernando de la Rúa, el ministro de Medios Públicos Hernán Lombardi, Silvio Soldán, Nito Artaza junto a su pareja Cecilia Milone, Pablo Codevilla y Flavio Mendoza, entre otros, acompañaron a la familia y le dieron el último adiós a Mores. Mientras Mirtha Legrand envió sus condolencias a la familia y se excuso por su ausencia.

Inolvidables composiciones del artista, como “Cafetín de Buenos Aires”, “El Firulete”, “Taquito Militar” y “Cuartito azul”, resonaban en el coliseo porteño durante el emotivo velatorio. Frente al féretro se encontraban su hija Silvia junto a su marido Alfredo y sus nietos Paola, Mariana, acompañada por su esposo Mariano Chihade; Marcela, Silvia y Gabriel.

“Quiero dar las gracias con mayúscula a todos los que me han demostrado su cariño tanto a mí y a mí familia en estos dos últimos días”, expresó muy conmovida Mariana.

Cerca de las 8 de la mañana del jueves, el presidente Mauricio Macri se acercó al Colón para saludar a la familia y homenajear a Mores. “Era alguien muy especial, muy reconocido, no sólo por su trayectoria sino por su calidad como persona y eso vale mucho”, dijo.

Pasadas las 8:30, el cortejo salió rumbo al Cementerio de Olivos, donde los restos del músico fueron inhumados en la bóveda familiar y ya descansan junto a los de sus grandes amores, su mujer Myrna, fallecida en marzo de 2014, y su hijo Nito.

Una vez más el tango se hizo presente, y fue su nieto Gabriel, hijo de Nito, quien le cantó a su abuelo. El joven continúa el legado que la familia Mores dejó en la Cultura, ya que es un eximio músico y cantor.

Mariano Mores fue mucho más que un artista. Fue quien le puso melodía a las letras de tango más sentidas. Un exponente de la cultura popular, que deja un legado inmenso. “Adiós... ¡Qué triste fue el adiós, qué enorme soledad me quedó sin ti!”, nada mejor que despedir al “Maestro” con una de sus composiciones más reconocidas.

Galería de imágenes
En esta Nota