miércoles 24 de febrero de 2021
caras
ACTUALIDAD | 29-06-2016 21:20

Fernanda Herrera, la abogada hot, irá al Bailando

"Marcelo Tinelli me cumplió el sueño". Galería de fotos

Miércoles 22 de junio, 20:30 horas. La doctora Irene Fernanda Herrera brinda con champagne y se deleita con bombones de chocolate amargo en un hotel cinco estrellas de Buenos Aires. No se debe a algún anuncio favorable de la Justicia respecto de su defendido, el ex secretario de Obras Públicas, José López, detenido al intentar ocultar 9 millones de dólares en un convento, sino a una causa algo más noble: acaba de aceptar la invitación de Marcelo Tinelli para estar en el Bailando.

Apenas dos horas antes, el conductor de ShowMatch había lanzado la propuesta vía Twitter a sus más de 8 millones de seguidores: “Quiero a la abogada hot Fernanda Herrera en el #Bailando2016”. En paralelo, el “productor enmascarado” de Tinelli hablaba por teléfono con Ismael, el novio de Herrera, quien le exigió negociar en persona. “Si no venís al hotel, Fernanda no va”, le dijo, sin titubear. A los 20 minutos, el empleado de Ideas del Sur golpeó la puerta de la suite donde se realizaba la producción de CARAS, que duró cuatro horas. “Marcelo quiere que vaya al piso”, dijo. “Si va es por vos, que le diste la primera oportunidad de estar en La Cocina del Show”, respondió Ismael, aunque impuso que su presencia no fuera ocasional, sino que continuara de algún modo en el certamen. “Eso ya no depende de mí”, se excusó, honesto, el “enmascarado”.

Tras un tenso silencio, la pareja de Herrera confirmó: “Es el sueño de su vida, así que avisá a la producción que va a estar, pero con dos condiciones: que no sea en el marco del Gran Cuñado y que se le de un lugar estelar”. Lo que siguió fue público. Cerca de las 23:00, Tinelli anunció a la abogada hot de López como posible reemplazante para el jurado y terminó proponiéndole ser parte del certamen. “Todavía no caigo”, atinó a responder la letrada, quien al día siguiente confesaría: “Cumplí el sueño de mi vida”. El martes siguiente a esta primera aparición en el gran show, la abogada firmó con la producción de "Ideas del Sur" y comenzó a ensayar.

En la entrevista con CARAS, Herrera habló de su cliente más famoso, de la causa, de su admiración por Gilda y el cover que grabó a pedido de su club de fan oficial, de la propuesta de Tinelli, de su afición por el gimnasio y de cómo sus clases de canto la ayudaron a ser una mejor abogada.

—¿Por qué escribió en su Facebook que el caso de José López es “uno de los más revolucionarios de la historia”?

—Por la repercusión que tuvo y por la función y el cargo que ejerció en su momento López, a eso hice referencia.

—¿Tiene una posición política tomada?

—No soy política, no sigo mucho las noticias aunque estoy informada. No tengo un partido ni una posición formada.

—¿Qué le parece Cristina Kirchner?

—Una personalidad muy fuerte que en su momento hizo algunas obras. La admiro, sí, como profesional.

—¿La defendería?

—Y ella es abogada y está rodeada de buenos profesionales. De hecho, está con Eugenio Zaffaroni. Es mi trabajo ser abogada, así que sí la defendería.

—¿Tiene miedo que la fama se le vuelva en contra dada la sensibilidad de la causa?

—Yo no estoy dentro de la política, estoy actuando como defensora. No tengo nada que ver, eso está en la gente. Me tratan bien y recibo buenas respuestas de la gente a pesar del hecho que a él se le imputa. He recibido reconocimiento, incluso de gente que no está de acuerdo con mi defendido pero que me alienta a seguir adelante.

—¿Qué le dice a la persona que le reprocha defender a López?

—Le explico que es mi trabajo. Yo trabajo de esto, el estudio está conformado por otros abogados. Se llama Estudio Jurídico Notarial.

—¿Cómo se entera que va a defender a López?

—Hablamos con uno de los colegas del estudio y él fue el que lo contactó a López y tuvo una entrevista con López.

—¿Cómo reacciona usted ante este caso?

—Sabía que estaba la causa de enriquecimiento ilícito y de la portación de arma atenuada.

—¿Que sintió al enfrentar las cámaras de los principales medios de la Argentina?

—No me asustan las cámaras. Estoy acostumbrada. Es cuestión de tomar un poco de conciencia de qué es lo que sucede y qué es lo que la gente quiere saber. Yo estoy limitada a contar por una cuestión de secreto profesional y no puedo revelar las conversaciones y charlas que mantengo con López. Está en su voluntad declarar cuando sea el momento.

—¿Cómo está José López hoy?

—Según las pericias, está en forma y puede declarar. Pero en el momento en el que se le hace saber la imputación del delito no quiere declarar porque se descompensa y se niega.

—¿De qué tiene miedo?

—No sé, lo tendrá que expresar él. Está perdido, tiene estrés y un estado de ansiedad. Está en el pabellón de atención psiquiátrica monitoreado.

—¿Lo conocía de antes?

—No lo conocía.

—¿Con qué persona se encontró?

—Alguien indefenso, sólo, deprimido y muy angustiado.

—¿Había hablado con la mujer?

—No sé. La llamamos desde el Juzgado de Daniel Rafecas pero no se pudo comunicar.

—Usted dijo que él le reveló de dónde había sacado el dinero...

—El habló del hecho que vivió el 14 de junio y dio algunos detalles. Depende de la declaración de él. El me contó de dónde sacó el dinero y quién se lo dio.

—¿Lo va a declarar?

—Esto es como la breva ¿Qué es la breva? Es el primer fruto de una higuera ¿Cuándo cae la breva? Ni antes ni después, en el momento justo. Procesalmente, este es el momento que mi defendido eligió no declarar. Está esperando que la causa madure, que caiga la breva.

—¿Qué le aconseja usted?

—Desde el punto de vista de la defensa, cuando él esté en condiciones va a querer hablar, es lo que me dijo. Cuando se hizo presente la fiscal en el penal de Ezeiza, decidió no declarar porque manifestó que no se encontraba bien, que estaba descompensado y nervioso.

—¿Va a dar nombres?

—Lo va tener que esclarecer él. Más allá de la declaración, a él se le formulan preguntas a las que puede responder sí, no o desconozco; está en él si quiere hablar y salir adelante. A mí me dicen que López se hace el loco, pero no es así, está con una carga y una gran presión interna por lo que dicen las psicólogas de la cárcel. No finje, yo lo veo mal, no está ubicado en tiempo y espacio. Tiene una ruptura de la realidad, por momentos sabe dónde está y por otros no. El diagnóstico es un estrés reactivo.

—¿Cómo se lleva con la repentina fama producto de la defensa de López?

—Bien. Ahora estoy abocada a la causa. Trascendió la causa y mi imagen, con mi otra carrera y mi hobby. Lo artístico es mi hobby, hay algunos que lo comparten y otros que no. Es lo que soy.

—¿Hay dos Fernandas, una la penalista y otra la artista, o es una misma?

—Soy la misma, una fusión de ambas.

—¿Se inspira en algunos de sus casos para componer música?

—Las separo. Tenía shows programados pero por una cuestión de tiempo no puedo cumplir.

—¿Esperaba que la fama le llegue por su rol de abogada y no por el de artista?

—No, estuve con otros casos mediáticos pero siempre trabajé en las causas y no proyecté algo así. Llegó de esta manera y es algo especial.

—¿Piensa capitalizar esta fama para su rol artístico?

—Lo pienso y lo proyecto a nivel laboral, de un crecimiento personal y una solidez para poder continuar laboralmente y adquirir cierta solidez con los profesionales que me acompañan en el estudio. La abogada y la artista podrían convivir, pero no sé cómo acomodar los tiempos.

—¿Cómo era una rutina suya antes del caso López?

—Me levanto a las 4:00 porque empiezo la actividad. A mi me encanta empezar el día en el gimnasio, le doy a full, hago complemento y tengo los días divididos según los grupos musculares. Entreno y me voy a los Juzgados. Repartimos con otros colegas los escritos porque el horario de Tribunales es de 8 a 14hs y además tenemos que hacer las visitas a las penales. Si no leés las causas y revisás los escritos temprano no te dan los tiempos. Al hacer penal te llaman de madrugada. Es como un médico de guardia.

—Se mantiene bien pese a dormir dos horas...

—Ah sí, le pongo onda. Me hace bien el gimnasio, ahí cargo power. Hago una rutina de una hora diaria. Todo complemento, lo divido por día y grupo muscular. Es la manera de mantenerme.

—¿Toma clases de canto?

—Sí, vocalizo. Es más, haber vocalizado me ayudó mucho para cuando voy a una audiencia. Antes no podía emitir un sonido fuerte y ahora, gracias a la vocalización, puedo subir un poco el volumen. Ahora con los ejercicios de vocalización y diafragma puedo emitir y articular bien. Muchos me dicen que me entienden bien lo que les explico, porque más allá de expresarlo y transmitirlo, articulo bien. Me sirvieron para proyectarlos en el campo laboral. Tengo que pedir con solidez y que se me escuche.

—¿Qué le gusta cantar?

—En su momento el club de fans de Gilda oficial me pidió que hiciera un cover. El presidente, Gastón Alarcón, es mi fan. No lo había hecho antes por respeto a la memoria de Gilda, pero ante el pedido de ellos, lo hice porque me

autorizaron y confiaron en mí. Grabé “Se me ha perdido un corazón”. Lo mío es la música tropical. No tengo temas propios, hago covers. Me gusta el estilo romántico.

—¿Teme por su seguridad?

—No tengo miedo, porque estoy acompañada por Angel, mi custodio. Obviamente que hay inseguridad en todos lados y uno tiene que estar alerta y tomar recaudos. Cada vez es mayor la delincuencia. Conozco la realidad y me asusta mucho el tema de los secuestros express, que hay cada vez más. Me llegan mucho los episodios respecto a menores, y eso me alarma mucho.

—¿A los penales va tan arreglada como se la ve ahora?

— Ayer estuve en Ezeiza de 13:00 a 18:00. Los presos no me hacen nada. Los que tienen buena conducta me vienen a consultar sobre su causa. Los penitenciarios le ponen distancia y preservan mi integridad dentro del penal. Muchas veces algunos están con defensores oficiales y tienen la necesidad de contarte en qué etapa procesal están y te consultan. Yo hablo, mientras me traten con respeto. Cuando entro, me gritan pero siempre con respeto porque sino pueden tener problemas. Ayer estaban todos contentos en Ezeiza.

—¿Quién la bautizó como “la Alfanito”?

—Fue José María Listorti, que me puso Alfanito o Mini Alfano. Yo tengo mi identidad, me bautizaron así y quedó, pero tengo nombre y apellido.

—¿Le puedo preguntar la edad?

—No lo digo nunca (risas) A ver... frase célebre de la ex de un procesado en una causa resonante: ¡Lo dejo a tu criterio! (Risas)

Por Diego Esteves.

Fotos: Marcelo Dubini. 

Agradecimientos: Trianna Alta Costura; corsetería Casa Silvy; peinó David Vargas Cañitas; maquilló Lorena Andrade.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios