domingo 8 de diciembre de 2019
caras
ACTUALIDAD | 08-03-2018 15:05

El discurso de la China para sus hijas: "Son inmensamente poderosas"

Por el Día de la Mujer, la actriz dedicó unas palabras especiales para Magnolia y Rufina. Galería de fotos

La China Suárez escribió un extenso y sentido discurso que dedicó especialmente a sus hijas. En el marco del Día Internacional de la Mujer, la actriz abrió su corazón y dedicó unas tiernas palabras a Magnolia y Rufina.

"Queridas hijas mías. Aún recuerdo cuando el médico dijo “es nena” lloré de felicidad, era lo que más quería en el mundo.

Después de unos días no pude dejar de sentir miedo, pensando en su infancia, adolescencia, cómo iban a ir caminando al colegio solas? Y si algún mierda les hiciera algo? Fue inevitable repetir una y otra vez socialmente “me encanta tener hijas mujeres, aunque uno debe cuidarlas el triple, está lleno de mierdas por ahí que podrían tocarlas, hacerlas sentir incómodas, inhibirlas”, comienza la extensa carta que acompañó con una tierna foto de sus dos pequeñas.

Lee también¡Empieza el matriarcado!: la frase de Nairobi que se hizo viral en el 8M

La actriz hizo mención al abuso y el acoso callejero y expresó el deseo de que sus niñas puedan vivir libremente, sin cuidar de sus atuendos, ni ocultar sus elecciones sexuales. " Espero y deseo se pongan la pollera, el vestido más lindo sin miedo a que algún forro les toque el culo por la calle, que caminen libres y tranquilas por donde vayan, que ningún hombre les diga que NO pueden hacerlo, que no sean juzgadas por sus elecciones jamás".

Más adelante, hizo mención a su papá, quien falleció hace ya algunos años, y los consejos que la marcaron desde pequeña.

"Su abuelo Mino, mi papá, se cansó de decirme cada día de su vida lo fuerte, importante y valiosa que era. Me respetó, cuido y amo como su niña amada y poderosa, y cuando empecé a trabajar me dijo “Coquito, jamás dejes que nadie, ningún hombre, te pase por encima, no hagas nunca nada que no quieras hacer” , continúa.

View this post on Instagram

Queridas hijas mías. Aún recuerdo cuando el médico dijo “es nena” lloré de felicidad, era lo que más quería en el mundo. Después de unos días no pude dejar de sentir miedo, pensando en su infancia, adolescencia, cómo iban a ir caminando al colegio solas? Y si algún mierda les hiciera algo? Fue inevitable repetir una y otra vez socialmente “me encanta tener hijas mujeres, aunque uno debe cuidarlas el triple, está lleno de mierdas por ahí que podrían tocarlas, hacerlas sentir incómodas, inhibirlas”. Espero y deseo con todo mi corazón que cuando lean esta carta les parezca viejo ese pensamiento, las cosas están cambiando, muy de a poco pero están cambiando. Espero y deseo que todas esas frases y pensamientos algún día queden en el pasado. Espero y deseo se pongan la pollera, el vestido más lindo sin miedo a que algún forro les toque el culo por la calle, que caminen libres y tranquilas por donde vayan, que ningún hombre les diga que NO pueden hacerlo, que no sean juzgadas por sus elecciones jamás. Son inmensamente poderosas, valiosas, hermosas y amadas. Su abuelo Mino, mi papá, se cansó de decirme cada día de su vida lo fuerte, importante y valiosa que era. Me respetó, cuido y amo como su niña amada y poderosa, y cuando empecé a trabajar me dijo “Coquito, jamás dejes que n a d i e, ningún hombre, te pase por encima, no hagas nunca nada que no quieras hacer” Feliz día de la mujer. Que nos respeten, amen y cuiden como merecemos. Las amo. #8M

A post shared by China Suarez (@sangrejaponesa) on

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Todo lo que hay que saber

La información más importante de este martes en un breve video

Espacio Publicitario