lunes 27 de enero de 2020
caras
ACTUALIDAD | 21-07-2018 22:34

El desesperado pedido de la China Suárez

La mujer de Benjamín Vicuña le pide a sus seguidores que vacunen a sus hijos contra el sarampión Galería de fotos

Tras la aparición de dos casos autóctonos de sarampión en un bebé de cinco meses en Capital Federal y en una beba de seis en la provincia de Buenos Aires, Eugenia “La China” Suárez pidió a la población que tomara conciencia para que la enfermedad no se propague. A través de su cuenta de Twitter dijo: “VACUNEN A SUS HIJOS. No sean egoístas. Vacunándolos protegen a quienes no pueden recibirla. Gracias”. Y lo hizo en referencia a que la inmunización triple viral (que protege contra el sarampión, la rubéola y las paperas, y que es gratuita y obligatoria por estar incluida en el Calendario Nacional de Vacunación) recién puede administrarse a partir de los doce meses.

El doctor Carlos Kambourian, presidente del Hospital “Prof. Dr. Juan P.Garrahan”, explicó a Caras Salud que el sarampión “se contrae en más del 90% en contacto con secreciones, es decir las gotitas emitidas cuando se tose o cuando una garganta infectada toma contacto con la mucosa de otra persona, por lo general chicos” .Y señaló que muy pocos casos el contagio se da por vía aérea. Además de las manchas en la piel muy características de la afección, sus síntomas abarcan el llamado “triple catarro”, es decir, resfrío tos y conjuntivitis, además de una infección en la garganta.

Lee también: La China Suárez mostró su lomazo y Benjamín Vicuña le dedicó un tierno mensaje

De acuerdo con el Ministerio de Salud de la Nación, para frenar el avance de la enfermedad, es importante verificar que el esquema de vacunación esté completo. Es decir, que a partir de los 12 meses se debe acreditar una dosis de la vacuna triple viral y los mayores de cinco años deben acreditar dos dosis. Las personas nacidas antes de 1965 no necesitan vacunarse porque son consideradas inmunes.

“La cobertura de vacunación en el país está cercana al 90%, por lo que en ese 10% faltante existe todavía una ventana que puede dar lugar a un brote de sarampión”, explicó Kambourian y aclaró que por los bebés afectados “hoy todavía no se puede hablar de un brote, porque para que esto ocurra tiene que haber una serie de casos en una región particular”. Con todo destacó que sí hay que mantenerse alerta, “porque desde hacía muchos años no habían casos de sarampión”.

Es que de acuerdo con la cartera sanitaria nacional, en Argentina el último caso de sarampión endémico se registró en el año 2000 y, desde entonces, se reportaron un total de 32 importados y relacionados a la importación. A su vez, en septiembre de 2016 se declaró a la Región de las Américas libre de virus de sarampión endémico, siendo así la primera región del mundo en eliminar esta enfermedad.

Por ende, al tratarse de una enfermedad controlada, cada caso nuevo que aparece debe reportarse a las autoridades sanitarias para que “se tomen conductas y para que se verifique si hay o no un brote o una epidemia”, aclaró el presidente del Hospital Garrahan.

La precaución más importante para que el virus no vuelva a circular en el país y no se genere un brote es la vacunación, porque según indicó el médico, cuando aparecen afectados lo único que queda por hacer es prevención secundaria, es decir, evitar contagios.

Al respecto, el doctor Guillermo Capuya agregó que “según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que entre 2000 y 2016, la vacuna contra el sarampión evitó a nivel global cerca de 20,4 millones de muertes, lo que la convierte en una de las mejores inversiones en salud pública”. El organismo aclaró también que en 2016 hubo 89.780 muertes por esta enfermedad y que, por primera vez, el número de decesos por esta causa fue inferior a los 100.000 anuales.

“Por lo tanto, se debe recomendar con énfasis controlar el carnet de vacunas, porque la inmunización triple viral está incluida en el carnet de vacunación obligatorio, y por eso la segunda dosis se aplica a los 6 años, ya que para entrar al colegio el niño sí o sí tiene que tener su carnet completo”, explicó Kambourian.

Recordó que el sarampión es una enfermedad prevenible por vacunas e insistió en la idea de vigilar el carnet antes del ingreso escolar sin excepciones para evitar la propagación de la enfermedad que, en sus formas más graves, puede ser mortal.

Por último, destacó que en el Garrahan están terminando de construir el vacunatorio del hospital, una gran obra que reemplazará al consultorio destinado para inmunizar a los niños. De esta forma, esperan que más chicos pueden vacunarse, y así prevenir enfermedades.

En esta Nota

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Música

Conociendo Rusia: "Loco en el desierto"

Espacio Publicitario