jueves 13 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 01-05-2021 16:30

Todos los detalles del cumpleaños número 54 del rey Guillermo

Mirá cómo fue el divertido festejo de Máxima y sus hijas. Guacamouly.com Galería de fotos

El 27 de abril no es un día más en Holanda. Esa fecha no sólo es muy especial para la Familia Real sino también para todos los habitantes de los Países Bajos. Su rey, Guillermo Alejandro Nicolás Jorge Fernando de Orange- Nassau y Amsberg cumplió 54 años y se celebra el tradicional “Koningsdag” (“Dìa del Rey”) que, por segundo año consecutivo, ha tenido que reducir sus festejos a causa de la pandemia, tal como lo mostró el sitio www.guacamouly.com .

Aunque, a diferencia de 2020, en esta oportunidad el monarca, su esposa Máxima (49) y sus hijas Amalia (17), Alexia (15) y Ariadna (14) viajaron hasta la ciudad de Eindhoven para disfrutar de un día distinto. Y, como ya es su costumbre, la Reina sorprendió con su outfit y cautivó con su enorme sonrisa de siempre.

Máxima lució un llamativo conjunto en azul verdoso y naranja de su diseñador de cabecera, Natan, que completó con un turbante con pliegues y moño realizado en la misma tela, que combinó con stilettos, en color amarillo, de Gianvito Rossi, que repite más de una vez.

Mientras la heredera al trono, Amalia, también llevó un equipo de la misma firma con camisa celeste con lazo en la cintura –de 495 euros- y pantalones palazzo verde. Su hermana menor, Ariadna, lució un vestido azul con sandalias con taco chino de yute, de la firma española Castañer y un abrigo “robado” del guardarropas de su madre: sacón marrón con el que, en 2007, Máxima la sostuvo en brazos al posar ante las cámaras después de su nacimiento.

Y la rebelde Alexia se inclinó por un vestido y un abrigo tejido en tono beige de la firma francesa Maje (de 170 euros) con sandalias negras de Zara y una cartera, también de Máxima.    

Rompiendo la tradición de todos los años por la que se salen a recorrer los canales de Amsterdam que se tiñen de naranja, en honor a la Casa Orange, en esta oportunidad se impusieron los festejos virtuales.

Pero los reyes cumplieron sí con la costumbre de posar en las puertas de su Palacio Huis ten Bosch antes de partir rumbo al “High Tech Campus Eindhoven” donde los aguardaba una multitud para agasajarlos con música y regalos. Y, como siempre lo hacen, Máxima, Guillermo y sus hijas se divirtieron sin disimulo.

Participaron de todos los juegos y protagonizaron una divertida competencia en una carrera de “DAF kini” (un pequeño auto DAF AA 98, azul, de los años ’70, que le habían regalado al Rey cuando nació) en la que él y Amalia le ganaron a Máxima y Ariadna. Tan famosos como amados por su alegría y espontaneidad, los reyes se olvidaron del aburrido protocolo y se relajaron a disfrutar de una tarde de juegos como cualquier otra familia.

Públicamente no hubo torta ni brindis. Aunque en la intimidad del palacio se repitió entre cantos, risas y aplausos, el tradicional “¡¡Fijne Verjaardag Willem!! Al día siguiente, los monarcas retomaron su agenda oficial con una visita al colegio “Kindcentrum Vlinderslag” para la celebración de la Novena Edición de los “Juegos del Rey” que este año se celebran bajo el lema “Yo+Tù=Nosotros”.

Y otra vez Máxima impactó con un outfit explosión de colores que ya había lucido el año pasado. Divertidos, los reyes dividieron sus fuerzas para participar junto a los niños de un partido en el que la Reina se bajó el barbijo para “gritarle” los goles de su equipo al Rey.

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios