domingo 9 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 17-06-2015 14:35

El adios a Sergio Renan

Falleció a los 82 años Galería de fotos

Fue un artista integral y dedicó su vida al arte, aunque confesaba con una sonrisa que había empezado a actuar para seducir mujeres, abandonando el violín por el que tanto le había insistido su padre. “En cierto momento sospeché que como actor la cosecha sería mayor que como violinista. Las mujeres eran lo más importante. Pero siendo esa mi mayor obra, habiéndoles dedicado mi vida, más que al cine, más que a la ópera, de eso no se habla. Durante muchos años, antes de pensarse en mí como en un hombre de la cultura, las notas que me hacían eran por mi fama de Casanova”, contaba Sergio Renán, el actor, director de cine, televisión, teatro y ópera, que también fue director del Teatro Colón en dos ocasiones (entre 1989 y 1996 y entre 2000 y 2001), con un trabajo frente al prestigioso teatro que marcó una época.

Su corazón dijo basta en la madrugada del sábado 13 de junio después de tres semanas de internación y más de diez años luchando contra el cáncer. A los 82 años, soñaba con la regie de Don Giovanni, para la próxima temporada del Colón, con su décima película y con montar una nueva obra de teatro.

Debutó en teatro a los 15 años y a los 18, en el cine. A partir de allí, comenzó a destacarse en sus trabajos como actor y director de teatro, hasta que en 1973, logró su mejor trabajo como actor, y paradójicamente, Leopoldo Torre Nilsson lo provocó con una frase que le cambió la vida: “¿Cuándo te vas a dar cuenta de que vos lo que querés es dirigir?” Y su respuesta fue “La tregua”, tremendo éxito de público en los cines y primera película argentina en ser nominada al Oscar, que perdió frente a “Amarcord”, de Federico Fellini. Pero solía recordar esa nominación con cierta tristeza, ya que a su regreso, se enteró que la Triple A lo quería matar y le daba 48 horas para abandonar la Argentina. Con temor, tomó la decisión de continuar viviendo en su país, donde siguió filmando y destacándose en teatro con obras como “Drácula”, “Madame Butterfly”, “Ha llegado un inspector” y “Un enemigo del pueblo”, entre otras. En cine, además de “La tregua”, realizó “Crecer de golpe”, “La fiesta de todos”, película que lamentó haber filmado, “Sentimental”, que también protagonizó, “Gracias por el fuego”, “Tacos altos”, “El sueño de los héroes”, “La soledad era esto” y “Tres de corazones”. Como regisseur, se destacó con puestas de “Manon”, “Rigoletto”, “Otello” y “Cosi fan tutte”, entre otras.

Su otra pasión, el Racing Club, lo mostraba como un hincha común, para quien la felicidad o la desdicha podían depender de un simple resultado deportivo. “Trato de ir a la cancha. Racing no es un equipo de alegrías continuas como para darme el lujo de perderme la que me está dando ahora”, decía en uno de los últimos reportajes y hablaba de sí mismo como “El académico”.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios