sábado 17 de abril de 2021
caras
ACTUALIDAD | 11-12-2015 15:38

Mauricio Macri, flamante Presidente

“Amo a la Argentina”. Galería de fotos

A las 10:02 del jueves 10, hubo un mensaje que conmovió al flamante presidente, Mauricio Macri. Su padre, Franco, a través de su cuenta oficial de Twitter, le escribió: “Mi felicitación y apoyo. Con la esperanza de que Dios te guíe en este camino. Fuerza, coraje y trabajo Presidente @mauriciomacri. Tu padre FM”. Quienes vieron crecer a Mauricio resumen la compleja relación como “haber crecido bajo la sombra de un gran árbol”, por todo lo que significa la figura de su padre. Después de integrar las compañías familiares Socma y Sevel y padecer el rigor de Franco, vinieron los años de buscar su propia luz: primero consagrándose como presidente de Boca Juniors (1995-2008), luego diputado nacional (2005-2007) y Jefe de Gobierno porteño por dos períodos consecutivos (2007-2011; 2011-2015). Pero recién al ser electo presidente, su padre hizo explícito el acercamiento. Y la confirmación ocurrió en el Salón Blanco de Casa Rosada, donde Mauricio recibió la banda y el bastón presidenciales. Franco se acercó y lo abrazó, en una de las fotos más esperadas. Fue un antes y un después.

La ansiada asunción había comenzado dos horas antes, cuando Macri llegó al Congreso de la Nación para prestar juramento junto a su vicepresidenta, Gabriela Michetti, ante la Asamblea Legislativa. Quien deberia haberle tomado juramento era la ex mandataria, Cristina Fernández, pero decidió no asistir luego de que la Justicia determinara el fin de su mandato a las 23:59 del miércoles 9.

Macri fue recibido por los Legisladores que componen la Comisión de Exterior, quienes lo acompañaron a través del Hall, Salón de las Provincias Argentinas y Salón Azul. Allí fueron saludados por los integrantes de la Comisión de Interior.

En el Salón Azul, Macri hizo una pausa ante la Constitución Nacional exhibida para una señal de respeto a la Carta Magna. En ese momento, Awada fue acompañada hasta su lugar en el Palco atribuido a la familia presidencial en el primer piso del Recinto. Mauricio continuó su recorrido a través del Salón de los Pasos Perdidos hacia la Sala ubicada directamente detrás del Estrado del Recinto. Gabriela Michetti fue la encargada de tomarle la jura a Macri, luego de prestar su juramento como vicepresidenta.

El look de la primera dama fue cuidadosamente diagramado por la empresaria textil, quien incluso se atrevió a modificar algunas de sus decisiones. Awada diseñó ella misma un vestido de encaje color crudo con manga al codo con transparencias y detalle de cinturón de raso,  confeccionado por la empresa familiar, los zapatos fueron un regalo de una amiga que acompañó con un clutch de su guardarropas. No usó anillos, aros ni collar, en un claro mensaje de austeridad y sencillez. Semanas atrás, le había confesado a CARAS: “Voy a dar lo mejor, sin perder mi esencia”. Acaso esa esencia es la que quiso respetar desde su vestuario Awada. Las pocas veces que se la vio usar accesorios fueron un reloj, una pulsera roja contra la envidia y, en contadísimas ocasiones, unos aros grandes. Esta vez, extremó la sencillez y optó por un estilo totalmente despojado y natural. “Es muy emocionante todo ésto. No tengo más que palabras de agradecimiento a todos y sé que Mauricio y todo su equipo van a trabajar para que tengamos una Argentina unida y que todos podamos vivir mejor en el país que nos merecemos y soñamos”, confesó la hermana del actor Alejandro Awada.

Asesorado por ella, Macri eligió tanto para la mañana/mediodía como para la tarde/noche trajes de Rochas en lana fría para estar “cómodo, clásico y fresco”, según explicaron desde su entorno. Otro de los detalles que llamó la atención es que ninguno de los dos usó su anillo de casado.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios