miércoles 05 de octubre del 2022
ACTUALIDAD 17-05-2016 10:53

Lorena Ceriscioli presenta a su hijo

"Gennaro es una bendición". Galería de fotosGalería de fotos

Con el amor de una madre primeriza, lo recuesta sobre la pequeña cuna que lleva almohadones grabados con su nombre, "Gennaro" y cuenta: "Cuando nació, los médicos dijeron que era un bebé de manual: no llora, duerme muchas horas de corrido y se porta bárbaro". Lorena Ceriscioli se convirtió en madre por primera vez a los 40 y asegura que "Gennaro vino de sorpresa" y mientras su pareja desde hace cuatro años, el empresario gastronómico y ex rugbier, Juan Pablo Ramognino se ocupa del pequeño heredero ella se entrega a una charla íntima con CARAS. "Quedar embarazada fue algo mágico, una bendición. Todos los días me levanto y agradezco que esté en mi vida. No imaginé que sucedería naturalmente. Venía desde hace años con un problema de salud. Tenía una endometriosis y unos miomas. Y una talacemia, que es una anemia hereditaria. Y tras varias operaciones, los especialistas no encontraban una solución a lo que tenía. En medio de todo eso, me decían que ni con una fecundación in vitro iba a poder ser madre. Hasta que me traté con el doctor Claudio Ruhlmann y pude quedar embarazada pero lo perdí a las 8 semanas". Cuando dejó de intentarlo, la vida le regaló un milagro: "Cuando el médico me dijo que estaba embarazadísima no lo podía creer. Desde que conocí a Juan soñamos con formar una familia y ahora quiero tener 5 hijos más. Gennaro fue milagroso, tenemos una conexión muy profunda”, concluye.

Galería de imágenes
En esta Nota