jueves 4 de marzo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 28-09-2016 08:44

La esperada boda de Lorena Paola y Esteban Gatti

"Nos unen 14 años de amor". Galería de fotos

La sonrisa de Lorena Paola es la muestra cabal de su gran felicidad. Después de catorce años en pareja con Esteban Gatti, la ex niña prodigio, miró a los ojos a su amado y en voz alta dijo “¡Si, quiero!”. La ceremonia se realizó el 21 de septiembre en el Teatro “25 de Mayo” y fue un lugar más que propicio para que la actriz y el productor concreten el casamiento. Con una romántica canción de fondo se realizó el intercambio de anillos y en una enorme pantalla del salón se proyectaron mensajes de familiares y amigos, lo que sumó un plus emotivo a la ceremonia Civil.

La pareja arribó al lugar en un imponente Cadillac Modelo '68, idea de Ricardo Marinoni, gran amigo de la pareja. Una vez finalizada la ceremonia, y en ese mismo auto, Lorena y Esteban se dirigieron hacia la quinta de Ituzaingó donde se realizó la gran fiesta. Tomada del brazo de su hijo, Luka, la actriz ingresó al lugar, atravesando la alfombra roja con pétalos blancos y llegó hasta el altar donde la esperaba Esteban. “Mi hijo ocupó el lugar de mi papá, que está en el cielo, y me entregó a Esteban”, dijo ella con emoción. Y luego agregó: “Somos una familia y este casamiento es el broche de oro de una historia de amor genuina. Nos une un gran amor muy sincero y profundo”. Una vez concluido el ritual se dio comienzo al festejo. “Esteban es un gran compañero, y con este paso estoy ligando mi vida a él. Empezamos una nueva etapa de gran maduración. Con el tiempo nos fuimos afianzando y ahora estamos en plenitud. Nos fuimos eligiendo cada día y somos muy felices”, continuó. La novia, vestida por Paula Pellegrini, con zapatos de Nina Charme, peinado de Ale Lucheta y Make up de Josefina Loizzo, respetó la tradición de las bodas y usó algo prestado, algo nuevo, algo viejo y algo azul. También hubo ramos y cintitas para las solteras. El novio, al igual que el hijo de Lorena, estuvieron lookeados por Pablo de Windsor. Hubo karaoke, baile y diversión por muchas horas y toda la organización y ambientación estuvo a cargo de Claudia Ares Eventos.  Al día siguiente los novios partieron para Natal, en Brasil, a disfrutar de su luna de miel postergada por tantos años. Antes de subir al avión, Lorena confesó: “Estoy plena, feliz, tranquila. Me siento iluminada, querida, amada, respetada y unida a full con este compañero que me dio la vida. Quiero morir con él...”

por Leticia Pomo.

Fotos: Mauro Fonseca.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios