martes 16 de agosto del 2022
ACTUALIDAD 16-11-2016 08:10

Florencia Prada, la hija de "el Chato" y su novio

“Lo nuestro fue un flechazo de amor". Galería de fotosGalería de fotos

Llegan de la mano riéndose a carcajadas, y apenas traspasan la puerta de entrada, se produce un silencio. Detenidos, miran a su alrededor y observan cada rincón como redescubriendo el lugar. Se ponen frente a frente y se besan. Y tras el beso se funden en un abrazo interminable. Después se acercan a la barra, relajados.

Podían haber elegido un sitio mejor, frente a un ventanal. Sin embargo, la vista de la barra iluminadísima, y atestada de vasos y botellas, es para ellos el mejor escenario posible ya que en ese lugar fue donde Florencia Prada (31) y Gustavo Vanadia (30) por primera vez cruzaron sus miradas.

Hoy a poco más de un año de ese mágico momento que, según afirman, les cambió la vida para siempre, comparten su presente y su mágica historia de amor.

“Estar en este lugar significa algo muy especial para nosotros. Fue en esta barra, donde nos descubrimos. El destino quiso que los dos al mismo tiempo fuéramos a pedir algo para tomar. En el mismo instante que el giró su cabeza hacia donde estaba yo, lo miré. Fue muy fuerte. Un flechazo de amor”, cuenta la actriz y bailarina, hija del productor de Ideas del Sur, Pablo “Chato” Prada (48).

Ese día era la fiesta aniversario de “Johnny B Good”. Ella fue a divertirse con una amiga y él estaba a cargo de la organización, por lo que se cruzaron y se saludaron, pero, apenas pudieron hablar. “Al día siguiente la busqué en Facebook y comenzamos a chatear pero yo vivía en Córdoba”, cuenta Gustavo. El destino quiso que él nuevamente tuviera que viajar a Buenos Aires y allí el hechizo se concretó “Fuimos a tomar algo y a los pocos días la llevé para que conozca a mi familia y, a la vieja usanza, le pregunté si quería ser mi novia y ella me dijo que sí. A partir de ahi estamos oficialmente de novios”.

Para sumar felicidad, hace pocos días acaba de nacer Valentín, el hijo que tuvo su papá con Lourdes Sánchez (28) y eso generó una revolución de emociones. “Cuando tuve a Valentín en mis brazos, viví una sensación indescriptible de amor y de hermandad. Ya sentía un gran amor por él desde antes de que nazca. Y ahora que ya está entre nosotros siento que vino a unir, que él es una energía que renueva todos los vínculos”, dice emocionada y agrega: “Las ganas de tener hijo propio, también se potenciaron”. Después del verano, Gustavo se instaló en Buenos Aires junto a ella. Flor, continúa desarrollando su carrera artística. Por un lado, es una de las bailarinas de “Este es el Show”, y por otra parte protagoniza “Tristán e Isolda” en Nün Teatro Bar. La obra es de alto contenido erótico con una escena dotada de gran sensualidad. “La primera vez que la vi, me produjo una desestabilización corporal muy grande y hasta me dolía la panza. Es un semidesnudo en el que se sacan la ropa el uno al otro. Lo mejor que pude hacer es hablarlo y decirle lo que me pasaba”, detalla Gustavo . Florencia lo toma de la mano y agrega: “También hay un orgasmo, pero hubo mucha búsqueda y ensayo previo para cuidar lo artístico, lo erótico y lo estético”.

A los nueve años Florencia pisó por primera vez un escenario y a los 11 ya actuaba en el San Martín. Hizo cine independiente y algunas participaciones en televisión. “Lo artístico está en los genes de mis padres. Mi mamá hizo danzas y ahora es fotógrafa, y mi papá cuando era adolescente también estudió teatro pero después rumbeó para la producción y hoy es un exitoso productor televisivo”.

Ambos se definen proactivos y con la mente muy abierta y eso tal vez fue lo que ayudó al momento de aceptar la propuesta de que Florencia sea la tapa de revista “Hombre”. “Fue consensuado y una estrategia para la obra de teatro”, asegura Gustavo y continúa: “Yo conocía al responsable de la publicación y confié en él. Pero el día que fue a hacer las fotos les pegué un llamadito telefónico y  le dije 'cuidámela por favor´”.

Segura de sí misma, Flor está convencida de sus cualidades pero igual siente la necesidad de demostrar que ocupa un lugar por mérito propio y no por ser “la hija de”, por ese motivo su capacitación es incesante y está finalizando sus estudios en el UNA (Universidad Nacional de las Artes). Y si bien su profesión ocupa un lugar muy importante en su vida, y aspira a poder vivir de eso, ahora su otra gran motivación es Gustavo. “Tenemos muchos proyectos de pareja y de familia. Queremos viajar, tener un hijo, nos queremos casar y celebrarlo a lo grande”.

Flor mira a los ojos a Gustavo y afirma: “El es el príncipe de ojos verdes con el que siempre soñé y de él me gusta todo: su sonrisa, su alegría, su vitalidad.” a lo que él responde: “Ella tiene todas las virtudes. Es perfecta. Tenemos muchas cosas en común y manejamos el mismo idioma. Somos afortunados”. Embelesada por los piropos que recibe de su compañero, ella asegura que desde que están juntos todo es una bendición, que están en un lugar de “suerte” y no existen barreras posibles entre ellos.

“Y como si este flechazo de cupido, propio de un cuento de hadas, no fuera suficiente, ahora llegó Valentín, esta criatura maravillosa que con su aparición se convirtió en el broche de oro de este momento de mi existencia que nunca hubiera imaginado estar viviendo. Ese ser tan chiquitito y tan inmenso a la vez, hizo que el alma de mi familia explote de amor”.

por Leticia Pomo

Producción Fernanda Vaudagna

FOTOS: M.Dubini/Perfil

Agradecimientos: Johnny B Good

Peinó y maquilló Sebastián para Estilo Sebastián con productos Kerastase. Josefina Ballester Make up. Converse. Las Pepas. Toledo. Mora. Grimoldi. Luna Garzón.

Galería de imágenes
En esta Nota