sábado 04 de febrero del 2023
ACTUALIDAD 21-12-2016 20:06

Los 15 de Francesca, la hija de Andrea Bursten y Fede Ribero

“FUE UNA NOCHE MAGICA, INOLVIDABLE” Galería de fotosGalería de fotos

Como a muchas adolescentes, la fiesta de 15 es la concreción de un sueño mágico. Ese fue el caso de Francesca Ribero, la hija de Andrea Bursten (42) y el recordado Federico Ribero. Con más de un año de preparativos, el sábado 17 llegó el anhelado día y la fiesta se hizo realidad. “Este momento lo venimos imaginando desde que ‘Fran’ era muy chiquita. Siempre dijo que quería tener su fiesta, y tanto Federico como yo imaginábamos este momento”, aseguró Andrea, con la emoción a flor de piel.

A las 21:00 comenzaron a llegar los invitados al salón Félix, del Hotel Four Seasons, y tanto la ex modelo como su hijo, Stefano (11), fueron encargados de recibirlos. Ella, con diseño de El Camarín, y él, con traje oscuro y moño, daban la bienvenida a familiares, íntimos y a una gran cantidad de amigos. Cuando la música del DJ Ale Mazzei subió repentinamente el volúmen, a todo ritmo entró Francesca por la cabina. Con un outfit de El Camarín, zapatos de Santesteban y make up de          Bettina Frumboli, la adolescente ingresó bailando eufórica. “Fue un momento mágico, inovidable... Ella estaba exultante, alternando lágrimas y risas. La emoción se manifestaba en todas sus formas, era una niña que estaba plena”, dijo Andrea. El recuerdo de su papá estuvo presente en cada momento, y por eso se pasó un video donde se veía a la familia en pleno. “El formó parte de esta fiesta, porque fue algo que soñamos juntos. Y por eso lo homenajeamos con mucha emoción, pero sin golpes bajos”, acotó.

Entre los invitados estuvieron Marcelo Tinelli (56), Guillermina Valdes (39) y sus hijos, con quien Andrea tiene una amistad de años: “Marcelo es más que un amigo, es un hermano de la vida”. El conductor manifestó su alegría en las redes: “Qué hermosa fiesta de 15 nos hiciste vivir anoche RiberoFran. Te queremos muchísimo”. Una vez que se retiraron todos los invitados, los tres, extenuados pero felices, se quedaron a pasar la noche en el hotel. Francesca abrazó fuerte a su mamá y le agradeció profundamente. Antes de dormirse, Andrea miró al cielo y pensó: “¡misión cumplida!”

por Leticia Pomo

Agradecimientos: Cuika Fotos.

Galería de imágenes
En esta Nota