lunes 22 de julio del 2024
ACTUALIDAD 09-02-2017 11:02

Zaira Nara y Jakob Von Plessen con su hija en la playa

"Es nuestra niña bonita". Galería de fotosGalería de fotos

A poco de cumplir un año, Malaika, de 10 meses, enamora desde la cuenta de Instagram de su mamá, Zaira Nara (28). Es en esa red social donde su mamá comparte postales de la vida cotidiana, de cada uno de sus avances, de sus descubrimientos y aventuras. Como la de la primera semana de febrero, cuando junto a la modelo y su pareja, Jakob Von Plessen (36), disfrutó de Punta del Este. Por primera vez, la pequeña disfrutó de un verano esteño con sus padres. Aunque Jakob es un fanántico de la montaña y la vida silvestre, esta vez eligieron la playa para que la niña entrara en contacto con la arena y el mar.

Con sumo perfil bajo, Zaira, su marido y su beba se hospedaron en un hostel de Manantiales y, fieles a su espíritu aventurero, exploraron puntos más agrestes y fuera del circuito turístico tradicional. Por eso es que se refugiaron del lado de La Mansa de Punta del Este, específicamente por la zona de Punta Ballena. La única tarde que pisaron el point de moda, José Ignacio, lo hicieron alejados de las cercanías de La Huella, del lado de La Brava, o La Susana, el reducto más selecto de La Mansa. Los Zaira-Von Plessen hicieron algunos kilómetros hacia el lado de Laguna Garzón y luego de cruzar un gran médano se instalaron sin gente alrededor.

Con un look ranchero, Zaira lució su sombrero panama, mientras que su pareja se protegió del sol con una boina, fiel a su estilo campestre. Rubio y alto, Jakob reparte su vida entre la Patagonia y Kenya. En nuestro país se dedica a organizar cabalgatas; en África, safaris. Estudió agricultura, es piloto de avión y habla español, inglés, alemán y francés. Junto a la conductora del ciclo de Telefe, “Morfi”, suelen viajar a la Patagonia, donde él tiene un refugio de ensueño, y también realizaron varias excursiones por Africa. De hecho allí nació la idea del nombre de su hija, según explicó la hermana de Wanda Nara: “Elegimos ese nombre porque cuando fui a África, Timoteo, un amigo de Jakob, cantaba una canción que se llama Malaika. Después de decirle a Jakob que me encantaba esa canción, me dijo que significaba ángel en suajili y que también hacía referencia a una niña bonita, y ella sin duda es nuestra niña bonita”.

Con un simpático sombrero, “Mali”, como le dice Zaira, jugó con la arena y de la mano de su mamá, dio sus primeros pasos. “Milanesita”, escribió la modelo junto a una divertida foto de la pequeña jugando en la arena. Y dando muestras de la relación especial que las une, la modelo utilizó la palabra “amigas” para describir el vínculo de amor. “Por muchos más atardeceres mágicos”, escribió la menor de las hermanas Nara, para describir el gran momento que atraviesa en su etapa de maternidad.

Fotos: FL

Galería de imágenes
En esta Nota