viernes 19 de julio del 2024
ACTUALIDAD 27-02-2017 02:51

Moonlight, la gran ganadora de los Oscar

Tras un incidente inédito, el filme de Barry Jenkins se llevó el máximo premio. Galería de fotosGalería de fotos

En una noche llena de sorpresas y tras un incidente insólito, la película Moonlight se llevó el mayor galardón en la  89º edición de los Oscars y ganó la estatuilla a la Mejor película.

Al momento de la entrega, el encargado de dar el premio, Warren Beaty, confundió el ganador y anunció que era La La Land la gran triunfadora, error que fue descubierto cuando todos los integrantes del filme estaban sobre el escenario.

Moonlight es un drama dirigido por Barry Jenkins y protagonizado por Trevante Rodas, Andre Holland, Janelle Monáe, Naomie Harris y Mahershala Ali. La trama cuenta la historia de un niño negro que crece entre la pobreza y la violencia de la ciudad de Miami.

Esta película, que estaba nominada en ocho categorías, también fue ganadora en las ternas de Mejor actor de reparto, por el papel de Mahershala Ali, y Mejor guión adaptado, por Barry Jenkins.

La La Land, una de las promesas de la noche, no llegó a superar el récord y se llevó 6 de las 14 estatuillas a la que estaba ternada.

La historia de amor entre Emma Stone y Ryan Gosling se llevó el Oscar a  Mejor Actriz para la brillante Emma, Mejor fotografía ( Linus Sandgren), banda sonora (Justin Hurwitz) , canción original (Audition) y diseño de producción (David Wasco y Sandy Reynolds-Wasco). Además del reconocimiento para su joven director, Damien Chazelle.

La La Land cuenta la historia de amor entre Mia, una actriz que busca hacerse un lugar en Hollywood, y de Sebastián, un pianista que vive de pequeñas actuaciones. Ambos tienen el mismo objetivo en su vida, pero descubren que la combinación entre sus aspiraciones y su historia de amor pueden jugarle una mala pasada.

Manchester frente al mar, de Kenneth Lonergan, era una de las primeras en la lista de las más ternadas y fue reconocida con el Oscar a Mejor guión original para Kenneth Lonergan y Mejor actor para Casey Affleck.

Hasta el último hombre, de Mel Gibson, fue otra de las grandes sorpresas de la noche y se llevó dos Oscars a Mejor sonido y Mejor montaje.