sábado 12 de junio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 08-04-2017 08:37

Lucia Celasco, cara y diseñadora de “Lovely Denim"

“NO SOY UNA LOCA DE LAS COMPRAS” Galería de fotos

Arriba de la mesa sólo se observan sus anteojos de sol negros y su cartera, tan fina como pequeña. Lucía Celasco (22) llega a la producción de fotos con lo esencial, sin maquillaje y aún con el cabello mojado. “Prácticamente no uso secador de pelo, prefiero que me lo seque el viento al natural”, dice la nieta de Susana Giménez mientras saluda con entusiasmo a su tía Mariana Toledano, hermana de su padre Eduardo Celasco. “Trabajar con ‘Luli’ es un placer. Es una persona responsable, predispuesta y súper simple. Tiene buen gusto, es práctica y sabe lo que quiere. La elegimos porque inspira a las chicas de hoy y nos enriquece con su estilo”, cuenta Toledano sobre la incorporación de su sobrina como imagen y diseñadora de su marca “Lovely Denim”.“No soy adicta a la moda ni me atraen las tendencias. Me interesa el proceso creativo, el concepto que hay detrás de cada prenda”, agrega la joven que hace cinco años sale con el empresario gastronómico Joaquín Rozas (27). Y con esa misma naturalidad con la que habla, sin darse cuenta, la hija de Mercedes Sarrabayrouse empieza a su corta edad a ser su propia marca.

—¿Cómo define a la colección “LC & LD” que creó para “Lovely Denim”?

—Las prendas que hice son parte de lo que soy y de lo que me identifica a la hora de vestirme. Son prendas más de noche, son cosas básicas con algún toque lindo como una frase, un parche o bordado. Hicimos chaquetas de cuero, pantalones, shorts, camperas y camisas de jean.

—¿Cómo fue el proceso creativo en el Departamento de Diseño de “Lovely Denim”?

—Fue muy interesante y divertido, aprendí mucho. Fue un privilegio trabajar con mi tía y su socia “Lore”, tienen el know how de haber trabajado años en el rubro y me enseñaron más de lo que esperaba. Formé parte de todos los procesos de producción, viendo proveedores, muestras, todo. Fue una experiencia genial.

—¿Cuál era su rutina en un día de trabajo?

—Nos juntábamos en la oficina de Lovely Denim, preparábamos un café o mate y manos a la obra. Trabajamos con las diferentes prendas de la cápsula, lo cual es un gran desafío porque vas probando diferentes cosas hasta que lográs algo que te encanta. También hicimos muchas visitas a las fábricas y proveedores, aprendés a negociar, a encontrar un punto medio entre lo que te imaginabas y lo que hay en el mercado. Cada día era diferente.

—¿Qué cosas la inspiran para crear sus prendas? ¿qué medios, diseñador e influencer de moda consume?

—Me basé más en mi escencia, en lo que usaría y me sentiría cómoda e identificada. Consumo un poco de todo: blogs de afuera, revistas online como “The man repeller” o “Nylon mag” y también veo mucho en Instagram.

—¿Qué tiene que tener una marca para que se identifique?

—Me tiene que llamar la atención su estilo. En general, me gustan las prendas básicas con un touch medio rockero. No soy de usar cosas cargadas ni mucho color, soy más del negro y blanco.

—¿Cómo se define como diseñadora?

—Me falta mucho por aprender, es algo que me gusta desde chica pero no me considero una diseñadora.

—¿Qué es lo que más le elogian o consultan sus seguidoras?

—Los zapatos que uso.

—¿Su outfit preferido?

—Jean o calzas, remera básica, borcegos y algún choker.

—¿Qué debe tener un look para ser ideal?

—El combo ideal es algo lindo, sexy y cómodo.

—¿Cuánto tiempo dedica para elegir su ropa y arreglarse?

—No me lleva mucho tiempo arreglarme, no soy de dar vueltas, soy bastante práctica a la hora de vestirme. Además no soy de producirme mucho así que soy bastante rápida en ese sentido.

—¿Con qué frecuencia compra ropa?

—En Argentina no soy de comprar ropa, muy de vez en cuando si hay algo que me vuelve loca. Prefiero comprar cuando viajo o por Internet. Pero no soy una loca que compra algo nuevo todas las semanas... ¡Por suerte... jaja!

—¿Qué prioriza a la hora de elegir su ropa?

—No priorizo para nada si está de moda, si es lo que se usa o lo que está por venir. Compro lo que me gusta. Para mí es importantísimo que las cosas tengan buen calce y calidad, más allá de la marca.

—¿Qué lugar tiene la moda en su vida?

—Es algo que convivió conmigo desde chica, ya sea por “Kika” —como Lucía llama a Susana—, por mi mamá o por mi tía, que se dedica a la moda desde hace mucho tiempo. Es algo que me rodea desde siempre, que me gusta y disfruto mucho.

—¿Suele mirar lo que lleva puesto una mujer?

—Si me llama la atención lo que tiene puesto, claro que sí. Pero no soy de estar fijándome todo el tiempo qué tiene puesto la gente.

—¿Sus tips de belleza?

—Me cuido la piel del sol y el pelo, con baños de crema. Me gusta hacer gimnasia dos veces por semana. Pero no podría hacer dieta: cada vez que viajo me encanta probar el plato típico de cada país, soy fan de la cocina peruana.

—¿Cómo se lleva con la exposición?

—Hoy en día me llevo mejor. Pero creo que nunca me voy a acostumbrar del todo a la exposición,  más allá de que no me quede otra opción que entenderlo y acostumbrarme.

El tono de voz de Lucía es suave pero convincente. Después de varias horas de hacer fotos, su energía está intacta. Escucha con atención cada pregunta y responde distendida, natural como el irrefutable eco de su belleza afirmándose a paso lento pero firme en el mundo de la moda.

por Naiara Vecchio

Agradecimientos: Fotos: Inés García Baltar.

Make up: Fabi Pereyra, Frumboli studio. Peinó:

Facu Díaz Branding Estudio PM.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios