martes 25 de junio de 2019
caras
ACTUALIDAD | 01-06-2018 09:37

Graciela Borges disfrutó de un maravilloso viaje junto a su hijo y su nieta.

La gran actriz del cine argentino pasó unos días en el Fin del Mundo y afirmó que es maravilloso ¡Mirá! Galería de fotos

No hay nada más maravilloso que “el fin del mundo”, dice Graciela Borges con el recuerdo aún fresco de su paso por Tierra del Fuego, experiencia que compartió con su hijo Juan Cruz Bordeu (46) y su adorada nieta, María Jesús (7). Y es que la actriz acaba de regresar de presentarse allí con “Entre Nosotros”, obra en la que muestra su mundo más íntimo, entre fotos privadas, audiovisuales, anécdotas de su vida y poemas, junto a la cantante Adriana Barcia. “Fueron casi cuatro días que vivimos con una alegría imposible de transmitir. Fue una emoción muy fuerte. Recomiendo visitarla. Fuimos muy felices. No conocía Ushuaia.

Leé también: Murió Sergio Gendler

Lee también: Mirtha Legrand y Graciela Borges, divas eternas

Fue un viaje glorioso, lleno de ternura y deslumbramiento y con los amores de mi vida”, agrega la figura del cine nacional, tras la función que realizó en el marco del encuentro “Mujeres y Poder. Construyendo Nuevos Liderazgos”, en Tierra del Fuego, donde su gobernadora, Rosana Bertone, también le otorgó una distinción como “Visitante Ilustre”.

“El nuestro es un vínculo muy profundo. Somos muy libres con los afectos. Así es Juan, su hija, y mi hijo también en su relación con la mamá de la chiquita ( Ileana González, de la que Bordeu está separado) Somos una familia que funciona bien junta y eso es un regalo de Dios. Entonces todos estos viajes, abrazos y paisajes se viven con felicidad. Y, además, son experiencias que te limpian la cabeza. A veces te da flojera viajar, por los aviones, las esperas. Pero estar en un lugar así de espectacular con un hijo y una nieta es algo impagable. Todo el tiempo le mandábamos fotos y videos a su mamá mostrándole lo contenta que estaba. Hay una armonía que nos pone muy contentos”, confiesa sobre la dinámica familiar Graciela, quien viene de filmar “La Quietud”, de Pablo Trapero”, próxima a estrenarse, y en breve comenzará el rodaje del nuevo filme de Juan José Campanella.

Y es que a la par de sus trabajos en cine, y de su programa de radio (“Una Mujer”, por Radio Nacional AM 870, domingos 13: 00 horas) la actriz parece haber encontrado en el teatro un refugio y otra fuente de gran satisfacción. A Ushuaia llevó casi el mismo espectáculo que presenta en cada edición de “AcercArte”, el programa cultural de la provincia de Buenos Aires que la tendrá el 9 junio en el Cine Teatro York, de Vicente López. “Es algo que me puso de muy buen humor. Tenemos teatros llenos. Ha sido una enorme alegría. Me llena el corazón”, afirma Borges. Una obra que, en Tierra del Fuego, contó con una participación muy especial. “Mi nieta llegó un día después que yo al sur. Y cuando yo estaba haciendo la obra, se subió al escenario a recitar un poema, sobre el final del show. Fue algo muy lindo. Jesús es una niña feliz y a la que siempre ves cantar, bailar; porque todo es alegría para ella”, cuenta Borges.

El viaje sumó muchos otros momentos de placer para la actriz y sus compañeros de aventura: desde recorrer la ruta 3 admirando el paisaje hasta un divertidísimo paseo en el Tren del Fin del Mundo, que fascinó a la pequeña. Graciela también visitó el Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia, mientras que Juan Cruz y su hija se animaron a patinar en una pista de hielo. Alojada en el Hotel Arakur, la artista también disfrutó de la piscina climatizada y al aire libre, que le permitió bañarse rodeada por los cerros y con la impactante vista del cerro Alarken. “El mundo es de los que resistimos, como yo digo en el cine. Hay momentos maravillos, otros en los que estás menos bien o más triste. Yo todos los días trato de agradecer el estar viva y tener la fuerza de seguir trabajando. El tiempo pasa y uno está más presente en la realidad de la alegría. Tal vez porque queda menos tiempo”, reflexiona la diva.

Lee también: El video de Graciela Borges en la isla de Caras

—¿Cree que su nieta heredó su histrionismo?

—Ella dice que no va a ser actriz, así que me parece espléndido. Es una carrera donde hay que tener mucha templanza y yo quiero que sea feliz. Pero si lo eligiera yo también la apoyaría. Pero lo que quiero es honrar con esta nota a Juan Cruz. Nunca en mi vida he visto un padre mejor. La chiquita tiene unos padres extraordinarios, porque Ileana es bárbara. Y Jesús es así porque su madre y su padre son excelentes, amorosos. Están separados, pero se llevan muy bien. Estoy más que agradecida. Juan y Jesús son mis grandes amores en la vida.

—¿Cómo describiría el vínculo que tiene con ella?

—¡No sabés lo que es Jesús! ¡Los cuentos que inventamos! Es una nena muy inteligente, graciosísima. Le gusta ir a comer a distintos restaurantes por más que siempre pide lo mismo. Y adora los cuentos de miedo. Cuando está en mi casa, desde mi cuarto miramos por las ventanas, una casa que está enfrente e inventamos historias extraordinarias. Hasta imita a mi grupo de amigas (desde Evelyn Scheild hasta Adriana Costantini), las hace perfecto. También es una buena estudiante y muy amistosa en el colegio. Lo único que quiero es que mire al otro, que no distraiga la mirada, porque lo más importante en esta vida es el placer del amor hacia el otro. Pero de verdad, desde la falta de egoismo y de censura. Y eso de a poco y de chica lo va incorporando para formarse como una niña elevada.

—¿Y a su hijo como lo ve en esta etapa de su vida?

—Lo veo fantástico. Tiene mucho éxito con las mujeres, pero en el fondo es muy tranquilo, muy espiritual, pero en el sentido profundo de la palabra; desde su corazón. Estoy orgullosa de él, es una persona que ayuda a sus amigos; tiene como una maestría.

—¿Sigue soltero; lo ve con ganas de rehacer su vida amorosa?

—Hasta hace poco no sabía, pero ahora está soltero (risas) No me meto porque no pregunto nada y así tenemos una buena relación.

—Durante su estadía en Ushuaia escribió en su Instagram, “consigo un novio y me vengo a vivir” ¿Tiene ganas de volver a enamorarse?

—Fue un poco en broma y en serio ¿sabés por qué? A mi el clima de Buenos Aires, su humedad, no me hace bien. Pero si estoy en un lugar con clima seco, como Ushuaia, soporto cualquier temperatura (risas) Pero volviendo al tema, sí sigo soltera. Siempre tengo por ahí algún festejante, palabra que adoro. Me encantaría en algún momento que me divirtiera alguien, volver a enamorarme. Pero uno con el tiempo se vuelve tan selectivo y especial. También disfruto mucho con mis amigos varones, que tengo muchos. La energía masculina está muy presente en mi vida. A mi me gusta la gente inteligente, sensible. Si tuviera una relación, te juro que la mostraría, ya a esta altura de la vida yo no ocultaría nada. Tengo una buena vida y doy las gracias por eso.

por Kary López

Agradecimientos: fotos Sole Lareo Instagram

@soleareo. Gobierno y Secretaría de Cultura de

Tierra del Fuego. Adriana Costantini. Mishka

Galería de imágenes

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario

Minuto de Noticias

Actualidad en 60 segundos

Conocé los principales temas del día en este resumen informativo.

Espacio Publicitario