miércoles 28 de julio de 2021
caras
ACTUALIDAD | 03-07-2021 16:00

Moria Casán y Fernando Galmarini juntos en el teatro: "Es una relación muy angelada"

El político fue a ver a La One al teatro, quien como cada noche brilló sobre el escenario encarnando su personaje en "Brujas". Galería de fotos

La conjunción de sus nombres resultó más que explosiva. Revolucionó al mundo del espectáculo y al de la política. Hubo sorpresa y una rápida aprobación de los pares de ambos mundos por lo bien que se ven juntos. Moria Casán y Fernando “Pato” Galmarini (79) resultaron una fórmula tan inesperada como fuerte. Desde que se reencontraron, después de casi 30 años de haberse conocido cuando ella hacía el programa de tv “A la cama con Moria”, todo entre ellos fluyó naturalmente.

Dicen que primero fueron las charlas –“clases de historia del peronismo”– que se prolongaron por la madrugada hasta que llegaron las primeras citas y con la relación más afianzada, los encuentros son casi diarios y la llevó a confesar “Con Galmarini tengo un crush” –flechazo, enamoramiento, hipnotismo–. Cuentan los poquísimos amigos que sabían de la relación que ya es normal que ella se quede a dormir en la casa de La Horqueta del político o que él estacione su auto frente a la casona de Parque Leloir de ella. Se los ve tranquilos; disfrutando de un presente feliz.

La semana pasada trascendió que hubo presentaciones familiares y ahora, finalmente, el político fue a verla al teatro. El sábado 26 de junio, Moria tenía dos funciones con la exitosa “Brujas”. Antes de las 21, a minutos de haber finalizado la primera y cumpliendo con las normas por la pandemia, el público comenzó a entrar a la sala del Multitabaris Comafi. Y en las primeras filas de la sala descubrieron un rostro muy conocido.

Pero las luces se apagaron rápidamente y Moria, Nora Cárpena, Thelma Biral, María Leal y Sandra Mihanovich salieron a escena a contar una vez más la historia de las cinco ex compañeras de un internado de monjas que se reúnen para celebrar y se disparan todos los secretos del pasado. Como sucedió en su debut hace 30 años ahora también el final de la obra encontró al público aplaudiendo de pie. Al tiempo que, cómplices y sonriendo ante la felicidad de su compañera, dijeron en voz alta que le dedicaban la función de esa noche “¡A un novio que está en la sala!” Y aunque no hubo nombres, todo sabían que el mensaje era para el “Pato”, que fue acompañado por una pareja de grandes amigos, el ex tenista y couch de Guillermo Vilas,Tony Pena y su esposa, la kinesióloga Susana Terrón. 

Moria no tardó. Rápidamente, asistida como siempre por Galo Soto, se puso pantalón y remerón negro con apliques metalizados, botas, riñonera, tapado en blanco y negro estampado cebra y gorro con la palabra ROCK. Por primera vez ella no dudó en tomar del brazo a su compañero y así, amarrados, caminaron por la fría noche porteña rumbo al restó en el que habían reservado mesa. Apenas una cuadra y media bastó para llegar a la calle Lavalle y a “La casona del nonno”. Allí se ubicaron en el primer piso y, casi sin perder tiempo para cumplir el horario restringido por la pandemia, comieron.

Como dos parejas que se conocen desde hace mucho tiempo, la charla se prolongó hasta la 0.30 cuando se despidieron y Moria subió al auto de Galmarini para partir rumbo a su casa. El domingo la pareja aprovechó para descansar y no salió hasta la tarde cuando el político la llevó al teatro, ya que ella debía cumplir con su función de Brujas. Esa noche no se vieron. 

Vivimos una relación muy linda… Es un momento divino y como tal lo queremos disfrutar. Por eso estamos los dos muy felices y disfrutando esta relación tan perfecta y angelada que vivimos. No le ponemos títulos ni rótulos; simplemente la vivimos. Nos sorprendió a los dos cuando menos lo esperábamos y por eso digo que es como una Honeymoon permanente”, repite Moria. Galmarini asiente y asegura que descubrió en ella una “mujer maravillosa que no sabía que existía”.   

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios