lunes 14 de junio de 2021
caras
CELEBRIDADES | 02-02-2021 11:03

Se complicó la salud de Sergio Lapegüe: ingresó a terapia intensiva

El periodista no oxigena bien y sus pulmones se encuentran inflamados, además de una fiebre alta.

Sergio Lapegüe tuvo que ser derivado a terapia intensiva en la Clínica San Justo de Temperley, donde está internado desde hace más de una semana. La angustiante noticia la dio a conocer su esposa mediante su cuenta de Instagram. 

"Anoche pasó a terapia intensiva. La tomografía de ayer dio un poco más de inflación en sus pulmones", explicó Bochi, tal como llama el periodista a su esposa. Y agregó: "Volvió a levantar fiebre y no oxigenaba bien".

Por otro lado, explicó: "su neumonólogo decidió pasarlo al sector de cuidados más intensivos. Está muy agotado física y anímicamente". Y, por último, agradeció los mensajes que le llegan de los seguidores del conductor del noticiero de El Trece: "Gracias por tanto amor".

Se complicó la salud de Sergio Lapegüe: ingresó a terapia intensiva

Las últimas declaraciones del conductor,  hace dos días, hablaba de un panorama complejo: “Pasé una noche horrible, sin respirar. Ojalá sea lo último porque no doy más”, le había dicho al portal Teleshow en medio de una ola de rumores.

Sin embargo, esa complicación en su salud sí había llamado la atención. Es que tras un tratamiento de plasma al que se sometió la semana pasada su estado había mejorado. De hecho, su mujer había explicado que seguía "con estados febriles que lo agotan" pero estaban siendo "un poco más espaciados”.

"Es asistido con oxígeno pero que nunca estuvo intubado”, había detallado

El angustiante relato de Sergio Lapegüe desde la clínica: "Solo siento los pasos de los servidores públicos"

Hace algunos días Sergio Lapegüe confirmó que se había contagiado Covid-19 y debió ser internado en la Clínica Juncal de Temperley. "Mi pulmón derecho está comenzando a ser invadido por el virus", contaba el pasado domingo el periodista en sus redes sociales. 

Afortunadamente, el lunes fue tratado con plasma de convaleciente lo que provocó una gran mejora en su cuadro médico. "Recibiendo esperanza", aseguró con un aliento de esperanza. 

Pero en el día de ayer, el conductor abrió su corazón y relató el lado B de la historia: "La soledad. Estar aislado. No querer ver a nadie. Estar a oscuras por necesidad. No podes prender la tele, simplemente porque no querés escuchar nada. Silencio. Solo siento los pasos de los tremendos servidores públicos que van de un lado a otro por el pasillo del COVID", comenzó.

 

"Médicos, enfermeros, personal de limpieza, de servicio a la habitación. Que se arriesgan cada minuto para que los pacientes puedan cursar esta enfermedad tan desconocida como rara, de la mejor manera sin secuelas. “Los héroes”, como los llamamos al principio, ¿se acuerdan? Cada vez que tienen que entrar a cada cuarto se visten con ropa nueva la que se quitan cuando se van. Y la descartan en un cesto para no llevar el virus. Y de pronto controlan el oxigeno en sangre y satura bajo, ahí te ponen oxigeno para respirar mejor. Y viene la experimentada enfermera y te inyecta antibióticos o corticoide, o un anticoagulante, para evitar una posible trombosis. Y un mazazo cae sobre tu cabeza, que te desploma sobre la cama. No querés levantarte. Solo que pase el tiempo y que el virus se vaya cómo llegó", reflexionó angustiado. 

Con respecto a su estado de ánimo, el periodista agregó: "Estoy en el cuarto día de internación. La fiebre alta se acostó en mi cama y aún permanece. Debo reconocer que estoy pasando por varios estados. Van y vienen. Dolor de huesos, de espalda, fiebre, tos, descompostura, desgano, dormitar a cualquier hora, y a veces te agitas, te falta el aire. Algo que conozco bien por mi asma. Por suerte la neumonía está controlada, el virus no se expande, tal vez gracias al Plasma de convaleciente, está en el mismo lugar, ahí en el pulmón derecho, cerca del corazón. Y con el corazón les hablo siempre".

"Muchas gracias por todos los mensajes de aliento y apoyo. De verdad me emocionan. Y son innumerables. Aunque sé qué hay gente mal intencionada. Que se alegra de los problemas del otro. Que opina sin saber. Ojalá puedan dejar de odiar o envidiar porque eso es malo para el corazón de cada uno de ustedes. El virus no lo traje del viaje. Lamentablemente me contagie acá. Se los digo de corazón. Un amigo", finalizó. 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios