miércoles 28 de julio de 2021
caras
MASCOTAS | 14-01-2017 18:00

Diego Ramos y su mascota de 80 kilos

“Lorenzo es más fashion que yo". Galería de fotos

Su mascota corre por la orilla del mar y sus pesados 80 kilos rebotan sobre la arena mojada. Mide más de 70 centímetros y, a pesar de su displasia de cadera –mal común entre los de su raza–, se divierte como un chico tras los pasos de su dueño. Desde que el actor Diego Ramos (43) llegó a Mar del Plata junto a su perro Lorenzo, un Terranova negro de 8 años, comparte la mayoría de su tiempo con él. Antes de actuar por las noches en “Casa Valentina”, en el Teatro Atlas, parten cada mañana de sol hacia la playa canina, “Yes!”, donde está todo planeado para quienes vacacionan con sus mascotas. Amplios sillones y hamacas, bebederos especiales, futones de todos los tamaños para cada raza y hasta una piscina para se quiten toda la sal del mar, reciben a los perros con sus amos.

“Hago todo en mi vida pensando en Lorenzo. Evalué la temporada en función a él. Le encanta meterse en el mar, el Terranova ama el agua. Incluso aquí existe una escuela especial en donde los adiestran como perros salvavidas”, cuenta el actor mientras su perro lo mira embelesado. “Me fascina su incondicionalidad. Es una raza que percibe el estado de ánimo de sus dueños, la llaman ‘el noble gigante’.

Si yo estoy mal, él está tirado a mi lado también triste. Y si estoy feliz, él parece que sonriera. Sólo los que aman a los animales pueden entenderme”, asegura el actor que se alquiló una casa con los espacios más amplios para que Lorenzo no extrañara su hogar. “Él es muy divo y fashion. Pasó el día en la peluquería para lucir su pelo negro con brillo y bien peinado en las fotos. Aunque le duró poco la producción, apenas bajó al mar corrió una ola y se empapó… Por él me descubro haciendo las cosas más insólitas. Una vez, estando en Nueva York, hasta le compré un piloto para que pudiera salir a pasear los días de lluvia”, confiesa Ramos con una estruendosa carcajada que sorprende a Lorenzo.

Dueño de un físico envidiable, Diego dice que todo es producto de una vida sana, exenta de excesos. “Desde hace 20 años sigo al pie de la letra las indicaciones de mi nutricionista Martín Viñuales y entreno diariamente, pero tampoco soy un obsesivo del cuerpo. Llevo una rutina tranquila. No soy de salir mucho; no fumo ni bebo. No como dulces, ni grasas. Soy simple a la hora de alimentarme, con carnes y pollos, y me cuido porque soy celíaco. No soy de los que comen por placer. Podría no hacerlo. Y por el trabajo de un actor, sobre todo ahora que en la obra nos vestimos de mujeres y nos tenemos que maquillar mucho, desde hace más de quince años tengo a mi cosmetóloga, Mariana Anganuzi”, revela como parte de sus secretos a la hora de verse perfecto. Sin embargo, aclara: “Soy cero coqueto y vago para producirme. Tengo la suerte de parecer pulcro y, ya a esta altura de mi vida, saber qué ponerme para que me quede mejor. Soy un tipo clásico, cuando me visto, primero lo hago para mí. Primero me gusto yo. Después pienso en el resto”.

Diego Ramos habla sin pausas. Muestra su sonrisa enorme al final de cada frase. Y mientras él intenta continuar con su relato, la gente que llega a la playa lo interrumpe para preguntarle por Lorenzo y tomarse una foto con los dos. Porque, a esta altura, también comparten la fama. “Siempre fui muy tímido y por eso tengo una carrera tranquila. Creo que jamás protagonicé un escándalo. Mi vida es muy simple, jamás busqué la fama. Aunque por supuesto que me gusta el halago. Y, con poco o mucho, con Lorenzo soy feliz”, concluye.

Por Gaby Balzaretti

FOTOS: M.DUBINI/PERFIL

Agradecimientos: Playa canina “Yes!”, Nair.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios