miércoles 22 de septiembre de 2021
caras
REALEZA | 19-05-2021 13:27

A tres años del casamiento de Harry y Meghan: de la dicha al final inesperado

Eran los royals con mayor popularidad hasta que comenzaron los problemas y las versiones de fuego cruzado entre la pareja y la Casa Real. En enero de 2020 anunciaron que dejarían de ser miembros oficiales y que se trasladarían a Estados Unidos, donde residen actualmente.

Era la historia digna de cuento de hadas. La plebeya que se enamora perdidamente de un Príncipe con el que se casa y viven felices para siempre... Pero en el siglo XXI los cuentos de príncipes y princesas se terminan rápido, o al menos eso es lo que sucedió con Meghan Markle y Harry, que hoy celebran tres años de casados. 

Los Duques de Sussex fueron los miembros más populares de la Casa Real, tenían su palacio y viajaban por el mundo. Lo tuvieron todo, pero decidieron dar un paso al costado en busca de una vida normal en Los Ángeles, California, de donde es oriunda la actriz. Pero, ¿Qué los llevó a alejarse de la monarquía? En esta nota las claves para entender a la pareja que hace tres años se pensaba como el sostén de Kate y William, lox Duques de Cambridge.

Un arduo camino hacia la confianza 

El noviazgo entre el Príncipe y la actriz se mantuvo en secreto hasta que los medios británicos comenzaron a disparar contra Markle por tratarse de una mujer afroamericana y divorciada. Fue así que Harry confirmó el noviazgo con un comunicado en el que pidió respeto para su novia. 
Meghan y Harry

De ahí en adelante, la relación se afianzó y Meghan se dejó ver en actos públicos junto a su pareja. Su actitud cercana, familiar, risueña e involucrada hicieron que ella se ganaran el cariño del pueblo que veía a Harry enamorado y planeando una familia enserio por primera vez.

Boda de ensueño

En diciembre de 2018 anunciaron su compromiso y el 19 de mayo de 2018 inciaron una nueva etapa con el "sí, quiero" ante cientos de invitados en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor
Meghan y Harry

Centrados en sus proyectos

Tras la boda, se involucraron de lleno en las tareas de todo royal pero las versiones de mala relación entre Meghan y Kate, sumado a las renuncias por gran parte de su personal, hicieron que la popularidad de la Duquesa cayera en picada y fuera señalada como gruñona, mandona y escaladora social.

En este contexto, es que la pareja viajó a distintos países de la Commonwealth, incluyendo Australia y Nueva Zelanda, donde anunciaron que estaban esperando su primer hijo. 

Fue tras esta gira de 16 días que la pareja comenzó a centrarse en proyectos propios como los Juegos Invictus o fundaciones que creaban de cero, alejándose de los compromisos de la monarquía.

En este tiempo fue en el que, tal como le relataron a Oprah Winfrey, Meghan sufrió ante algunos comentarios de miembros de la Familia Real sobre el color de piel del bebé por nacer.

El Megxit

Los comentarios, sumados a la presión que sufría la pareja, fue lo que los llevó a tomar la decisión de dar un paso al costado y trasladarse a Estados Unidos para criar a Archie lejos de lo que a ellos les había causado tanto mal.

Debería dejar sus trabajos como royal y renunciar a los privilegios. La casa de Frogmore Cottage, que la Reina les había obsequiado, volvió a manos de la Casa Real; y los títulos militares de Harry fueron dados de baja.

Con la popularidad en caída y casi en secreto, abandonaron el Reino Unido para vivir una vida de gente normal en Norteamérica. 

Hoy, producen docuseries junto a Oprah, trabajan en su propia fundación Archwell y se centran en la crianza de Archie mientras cuentan los días para la llegada de su hija.

A tres años de su boda y lejos de la Familia Real, Harry y Meghan celebran su valentía para empezar de nuevo.

Meghan Markle dará a luz en su casa

Para evitar el asedio de los paparazzis, los Duques de Sussex decidieron llevar a cabo el parto en su hogar y rodeados de un equipo médico integrado en su totalidad por mujeres.

Cuando Meghan estaba embarazada del primogénito, también quisieron que nazca en la casa pero ante la advertencia de los médicos ante una eventual complicación, la pareja aceptó el consejo médico y el niño nació en el Hospital Privado Portland de Londres, dado que se retrasaba la fecha de nacimiento y corría peligro la vida de ambos. Finalmente el pequeño nació el 6 de mayo de 2019.

 

 

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios