sábado 23 de septiembre del 2023
REALEZA 22-06-2023 09:06

Kate Middleton y Guillermo, príncipe de Gales, quieren abandonar el castillo de Windsor

Los príncipes de Gales se encuentran disconformes con su vivienda.

Kate Middleton y Guillermo, príncipe de Gales se encuentran en guerra con un miembro de su familia que no quiere abandonar la propiedad para que los futuros reyes se instalen en ella. Se trata de Andrés de York, hermano menor de Carlos III y la oveja negra de la familia tras estar involucrado en el caso Epstein. 

Kate Middleton y Guillermo, príncipe de Gales, quieren abandonar el castillo de Windsor

Los príncipes de Gales, actualmente, viven en Adelaide Cottage, una cabaña dentro del perímetro del castillo de Windsor donde está el palacio que suelen ocupar los actuales reyes. Pero el matrimonio se encuentra disconforme porque asegura que la propiedad es demasiado pequeña para la cantidad de integrantes que son y para su importancia en la realeza. 

Si bien Carlos III tuvo su coronación hace unos meses, Kate y Guillermo se preparan para asumir el trono en cualquier momento y, como los herederos, les corresponde un mejor trato por jerarquía. Pero el monarca inglés no logra desalojar a su hermano menor, Andrés de York, de la mansión Royal Lodge, la propiedad donde deberían vivir los príncipes de Gales. 

Cabe recordar que el duque de York perdió todos sus privilegios y títulos militares luego de haber protagonizado una causa por abuso sexual involucrado en el caso Epstein. A raíz de sus contactos y posición, no enfrentó una condena en prisión, pero su misma familia lo hizo a un lado. 

Kate Middleton
Adelaida Cottage, el actual hogar de los príncipes de Gales

Andrés se niega firmemente a entregar la propiedad y trasladarse a Frogmore Cottage, donde vivían anteriormente los duques de Sussex, según la revista Music Mundial. Mientras que el marido de Camilla Parker no quiere desatar un nuevo conflicto dentro de la corona.

Kate Middleton
Royal Lodge, el lugar que no quiere abanonar Andrés de York

Kate Middleton y Guillermo, príncipe de Gales, deben conformarse con cuatro habitaciones y una casa ubicada en medio de un parque en Windsor. Los príncipes de Gales abandonaron el Palacio de Kensington en septiembre pasado y aún no logran instalarse en una vivienda definitiva.