domingo 9 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 25-10-2016 12:06

Pampita y Mónaco: una pasión oficial

A un año de su crisis, la modelo ya no esconde su amor con el tenista. Galería de fotos

A un año de su crisis con el actor Benjamín Vicuña, Carolina Pampita Ardohain volvió a sonreír. Aquel escandaloso final de sus 10 años junto al actor chileno, que involucró a Eugenia “China” Suárez como la tercera en discordia, finalmente quedó atrás. El responsable de que la modelo se haya reencontrado consigo misma es el tenista Juan “Pico” Mónaco, quien tuvo el “timing” y la paciencia suficientes para saber el momento de dar un paso más.

Después de varias idas y vueltas desde junio de este año, cuando los sorprendieron juntos en Ibiza, la pareja oficializó su romance. El responsable de darle nuevo carácter a la relación fue Guillermo Arodahin, el hermano de la jurado de “ShowMatch”, quien el viernes 21 subió a las Redes Sociales fotos junto a la pareja en el boliche “Tequila”.

Ya es una costumbre que “Pampita” y “Pico” disfruten de sus fines de semana por medio “full time”, cuando Vicuña queda a cargo de sus hijos, Bautista, Beltrán y Benicio. El ritual hasta ahora no varía: los viernes asisten al VIP de la disco Tequila, que este año adoptó ese día como el más convocante con una mezcla de música electrónica y “cachengue”; y al día siguiente, suelen almorzar, pasado el mediodía, en el restó Happening. Una clara señal de que ya no se quieren ocultar. “Fueron dos ó tres días que dijimos salgamos a la calle a hacer cosas normales. También uno tiene que ser normal, sino no te conocés más. No sabrías cómo serían las cosas si no lo hacés. Hay que intentarlo”, explicó ella una semana antes. Y la experiencia pareció funcionar, porque repitieron su salida y con un éxito que se evidencia en las risas compartidas.

La decisión de blanquear no fue fácil para Carolina. En el plano personal, el abrupto final de su relación con el actor chileno más allá de la crisis que arrastraron por años y su nuevo rol de madre soltera, obligaron a la modelo a reorganizar su vida.

Aunque en un principio había pensado tomarse un año sabático para reordenarse, finalmente aceptó la tentadora propuesta de Marcelo Tinelli para ser parte del “Bailando 2016”, en el rol de jurado. Lo que siguió era de esperar: el halo de diva que la inmunizó al comienzo del certamen pronto se desvaneció al fragor del show. Enemistades con sus compañeros del jurado y críticas por sus frecuentes viajes la hicieron pensar en renunciar, aunque finalmente el poder de seducción de Tinelli y su pantalla la convencieron de seguir.

En paralelo vivió un triángulo amoroso con Mónaco y Nacho Viale. Incluso llegaron a coincidir en un viaje a Ibiza durante el verano europeo, aunque ella siempre se encargó de no darle un carácter oficial. Disfrutaba su soltería pero sin intenciones de volver a entablar una relación formal.

Tan sólo unas semanas después de coincidir con ambos en la costa española, la modelo le dio una entrevista exclusiva a CARAS, durante un viaje a Miami, en la que respondió si estaba buscando el amor. “No. Me parece que al amor no hay que buscarlo, si algún día tiene que llegar, va a llegar solo”, decía, algo escéptica “Pampita”, más enfocada en vivir el presente. “Lo que busco es mimarme a mí. Viajar, estar con la gente que quiero, ir contenta a trabajar, compartir con mis hijos lo máximo posible. Es un año para nutrirme”, concluía. De pensar en una relación formal ni una palabra. Hoy una imagen vale mucho más que aquellas palabras.

Fotos: Ernesto Pagés.

También te puede interesar

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios