martes 18 de mayo de 2021
caras
ACTUALIDAD | 09-02-2017 00:00

Máxima consternada ante un antiguo campo de concentración

Depositó flores junto a Guillermo en el Monumento de Buchenwald. Galería de fotos

Recrear lo que allí sucedió es casi imposible de evitar, quizás por eso, Máxima consternada dejó escapar sus lágrimas en su visita junto a su esposo, Guillermo, el rey de Holanda, con quien el 2 de febrero pasado cumplió 14 años de casada, al Monumento de Buchenwald.

Con rosas blancas en sus manos y abatidos por el recuerdo de que allí se ubicó uno de los tantos campos de concentración nazi, cerca de la localidad de Wimar, la Reina y el Rey depositaron sus flores en el Monumento y se tomaron un minuto de silencio para recordar a todos aquellos que padecieron el genocidio nazi.

Una vez más, Máxima mostró su costado más humano. Una reina con todas las letras.

También te puede interesar

Galería de imágenes

Comentarios