domingo 05 de febrero del 2023
REALEZA 06-12-2022 09:17

El día que Máxima Zorreguieta lloró en público por Argentina

Máxima de los Países Bajos fue vista llorando en su casamiento y el motivo la une con nuestro país.

El 2 de febrero de 2002, Máxima Zorreguieta y el entonces Príncipe Guillermo se casaron y la historia de ambos cambió para siempre. La de los argentinos también, que por primera vez veían a una mujer oriunda de Buenos Aires convertirse en parte de la corona de los países bajos. Hoy ambos son reyes. 

Cómo fue el casamiento de Máxima y Guillermo y por qué la actual reina lloró por Argentina

Con un vestido de novia creado por Valentino, una tradicional tiara de diamantes que la novia aggiornó a su gusto y una puesta en escena de cuento de hadas sobre alfombra roja, ese 2 de febrero de 2002, Máxima Zorreguieta contrajo matrimonio con Guillermo Alejandro. 

El 97% del pueblo holandés aprobaba la unión de Máxima con el heredero de la Casa Real de los Países Bajos. Sin embargo, no todo era color de rosas. Unos días antes de la fecha elegida, el primer ministro socialdemócrata holandés Wim Kok, del Partido del Trabajo (PvdA), había prohibido que Jorge Zorreguieta estuviera presente en la boda “nacional”, debido a su vínculo con la dictadura de Jorge Rafael Videla. 

El Parlamento del país que recibía a Máxima con los brazos abiertos acompañó la solicitud y Zorreguieta no pudo asistir al casamiento de la hija mayor de su segundo matrimonio con María del Carmen Cerruti Carricart.

En efecto, la primera vez que se la vio llorando a Máxima de los Países Bajos fue en su boda. Fue ella misma quien manifestó que el hecho de que su padre no estuviera presente en ese momento fue un golpe muy duro. Como consecuencia de su ausencia, Máxima tomó una decisión.

La entonces princesa definió que la canción con la que ingresaría a la iglesia Nieuwe Kerk de Ámsterdam ubicada junto al Palacio Real fuera Adiós Nonino de Astor Piazzolla. El pedido lo hizo específicamente Máxima porque la canción era una de las preferidas de su padre Jorge Zorreguieta y escucharla sonar le recordaría a su padre, que no fue invitado.

Máxima y Guillermo
Máxima y Guillermo en el día de su boda

Tanto él como su mujer María del Carmen Cerruti permanecieron en Londres y la forma de homenajearlos que encontró Máxima fue pedir que sonara Adiós Nonino. La canción de Astor Piazzolla fue interpretada por el bandoneonista Carel Kraayenhof y el momento fue tan emotivo para la actual reina que no pudo evitar llorar durante esos minutos. 

Esa fuer la primera vez que pudimos ver a Máxima de Los Países Bajos llorar en público por su Argentina natal.

En esta Nota