sábado 15 de junio del 2024
INTERNACIONAL 10-05-2024 23:34

Cuál es la venganza secreta que planeó Meghan Markle contra el rey Carlos III por humillar a Harry

La actriz estadounidense no le gustó que su esposo sufriera malos momentos por parte de sus familiares durante su estadía en Londres.

El príncipe Harry aterrizó en Londres con motivo de la promoción de los "Invictus Games". Sin embargo, esto generó incomodidad en el Reino Unido, especialmente entre sus familiares. A excepción de aquellos relacionados con Diana de Gales, la mayoría de sus parientes actúan como un frente unido en su contra. Desde su decisión de abandonar la monarquía, el hermano menor de Guillermo ha sido marginado, y sus revelaciones en un libro de memorias sobre supuestas conductas racistas de su familia han sellado su destino.

Lo cierto es que nadie desea su compañía, y hasta las actividades más triviales son preferibles a tener que lidiar con él. La realidad de estos días ha sido despiadada. Además, la falta de contacto entre el rey, enfermo de cáncer, y su hijo expatriado es solo la punta del iceberg. El príncipe Harry ha sufrido el desprecio de su familia al ser despojado de honores militares y condecoraciones, algo que hiere su orgullo como antiguo miembro de las fuerzas armadas británicas. Dos incidentes particularmente amargos tuvieron lugar durante un servicio religioso en la catedral de San Pablo, donde temía ser recibido con abucheos por parte del público.

La venganza de Meghan Markle contra el rey Carlos III por humillar al príncipe Harry 

Sin embargo, la venganza ha sido ejecutada con precisión quirúrgica por Meghan Markle, su esposa. Su negativa a acompañar a Harry en este viaje es significativo, dado que siempre lo había apoyado en la promoción de los "Invictus Games".

Meghan Markle y el príncipe Harry
Meghan Markle y el príncipe Harry

La siguiente parada del tour era en Nigeria, país al que Meghan debía volar directamente desde Los Ángeles para reunirse con su esposo. No obstante, la pareja se encontró en secreto en Londres, en la misma terminal del aeropuerto internacional de Heathrow, sin que la también actriz pusiera un pie en territorio británico. Esta humillación fue su manera de contrarrestar el maltrato infligido al príncipe Harry.

El encuentro en la exclusiva sala VIP del aeropuerto se prolongó más de lo previsto debido a la enfermedad del comandante del avión. Una vez a bordo, se refugiaron en primera clase, ocultos detrás de una cortina para evitar miradas indiscretas. Su salida del avión fue igualmente discreta, con la pareja saludando a la tripulación antes de ser trasladada a la suite presidencial de un hotel de la capital. Allí, Meghan Markle y el príncipe Harry pudieron ponerse al día sobre los acontecimientos y los malos momentos en Londres. 

AM