lunes 22 de abril del 2024
REALEZA 19-12-2023 10:24

Prohibido jugar al Monopoly y comer mariscos, entre las normas extrañas que deben seguir los niños de la realeza

Las familias de sangre azul tienen un estricto régimen en cuanto a las normas para los integrantes más pequeños.

La princesa Leonor, la infanta Sofía y George de Gales son algunos de los miembros reales que crecieron con normas muy estrictas a la hora de hablar de su comportamiento en público. Desde comida refinada para desarrollar un buen paladar hasta no poder salir a jugar con compañeros del colegio entre las reglas de su infancia.

Prohibido jugar al Monopoly y comer mariscos, entre las normas extrañas que deben seguir los niños de la realeza

Las monarquías son un de las instituciones más estrictas que aún se mantienen en pie. Su vínculo con la religión y su poder por encima del pueblo se ve reflejado en las estrictas normas que deben cumplir apenas ingresan a la realeza y eso incluye a quienes llegan al mundo directamente dentro del sistema. 

La princesa Leonor, la infanta Sofía, George y Charlotte de Gales son algunos de los pequeños que fueron sometidos a normas estrictas para comportarse en público, ya que a pesar de que hayan hecho apariciones a sus dos años la gente espera de ellos un comportamiento rígido para que desarrollen su temperamento desde temprana edad.

Príncipe Louis
Louis de Gales es el miembro de la corona británica que aún no sabe comportarse en público

Una de las primeras normas que deben incorporar es cómo realizar un saludo real y en el momento apropiado. Las familias reales tienen una posición determinada de sus manos para emitir el gesto a sus ciudadanos. El príncipe Louis de Gales se diferencia por no comportarse como corresponde, sino como un niño de cuatro años. Su monerías en público enternece a la gente a pesar de que la corona británica ya esté trabajando en su educación. 

Otra de las normas estrictas refiere a la dieta refinada y saludable que deben consumir todos lo días para desarrollar su paladar a comidas excéntricas que se sirvan en ceremonias reales o eventos de élite. Desde la infancia de Leonor y Sofía siempre se habló de la obsesión de la reina Letizia por controlar su menú y hacer a un lado las opciones poco saludables.

Princesa Leonor e Infanta Sofía
La infanta Sofía y la princesa Leonor

En cuanto al entretenimiento, una de las actividades favoritas y más esperadas de la infancia, también hay normas muy rigurosas. La difunta reina Isabel II, en primer lugar, prohibió el juego de mesa Monopoly ya que los integrantes de la familia llevaban el juego de propiedades de tierras y bienes a los conflictos reales en el palacio de Buckingham. 

Por su parte, los encuentros con compañeros de colegio no son fáciles de organizar ya que los padres deben aprobar unas pruebas de seguridad y estar dispuestos a que un equipo de guardaespaldas ronden a los alrededores de los espacios donde los pequeños príncipes estén jugando. 
 

Las travesuras del Príncipe Louis “se robaron” el Jubileo de Platino de la Reina Isabel II 
La burga de Louis de Gales a Kate Middleton

Finalmente, una de las reglas más estrictas es respecto a la vestimenta. La jóvenes integrantes menores de edad solo deben mostrarse en público con vestidos hasta la rodilla, no pueden llevar shorts ni faldas como es el caso de la princesa Charlotte. Por su parte, los hombres menores de 8 años son los únicos que pueden vestir shorts en públicos como símbolo de clase alta.