lunes 17 de junio del 2024
INTERNACIONAL 16-05-2024 23:48

Cómo es el acuerdo para que Letizia Ortiz siga siendo reina a pesar de estar divorciada

En el 2004 firmaron un acuerdo, pero la reina consorte no está de acuerdo y los planes han cambiado.

El rey Felipe VI y Letizia Ortiz están generando mucha especulación sobre un posible divorcio. Aunque los monarcas muestran una imagen de unidad en sus apariciones públicas, los expertos en la Casa Real aseguran que podría tratarse de una estrategia para proteger la monarquía. 

Qué dice el acuerdo de divorcio entre Letizia Ortiz y Felipe VI 

El divorcio en la realeza es un asunto extremadamente delicado, especialmente en la monarquía española, donde la estabilidad y la imagen pública son cruciales. Para evitar un escándalo que podría dañar la institución, la Casa Real podría optar por una estrategia similar a la de los reyes eméritos, Juan Carlos y Sofía, quienes, aunque separados, nunca lo anunciaron oficialmente y mantuvieron las apariencias.

La periodista Pilar Eyre, anticipó que los problemas en el matrimonio de Felipe y Letizia podrían llevar a una separación formal en abril de 2025, cuando la infanta Sofía cumpla 18 años. Esto permitiría a la pareja gestionar su separación sin perjudicar la imagen de la monarquía. Es importante recordar que en 2012, se destaparon detalles sobre una crisis matrimonial profunda, vinculada a problemas personales y rumores de infidelidad.

Letizia Ortiz y Felipe VI casamiento
Letizia Ortiz y Felipe VI 

David Rocasolano, primo de Letizia y abogado, reveló las cláusulas del acuerdo prematrimonial firmado en 2004. Según este acuerdo, en caso de divorcio, la también periodista recibiría una considerable compensación económica, dos residencias con servicio las 24 horas, pero tendría que renunciar a la custodia de sus hijas y al título de reina.

Para Letizia Ortiz estas condiciones son inaceptables. La reina está decidida a mantener la custodia de sus hijas y su título real. Además, sus demandas actuales superan lo acordado hace dos décadas, lo que ha complicado las negociaciones. Por su parte, Felipe VI, consciente del impacto que un divorcio tendría en la monarquía, parece dispuesto a seguir el ejemplo de sus padres y mantener una separación privada mientras cumplen con sus deberes reales.

LAM 

En esta Nota